Las “Vicisitudes” de Luis Mateo Díez

El escritor y académico presenta en la Feria del Libro de León su última novela

Luis Mateo Díez/ MC

El escritor y académico Luis Mateo Díez ha presentado esta noche en la Feria del Libro de León su última novela, “Vicisitudes”, una construcción literaria dividida en 85 capítulos, que bien pudieran haber sido 85 novelas, como él mismo ha explicado ante un auditorio totalmente entregado. Luis Mateo Díez es uno de los narradores preferidos del público leonés. A sus 75 años conserva sus luces y, sobre todo, su ironía, sentido del humor, oratoria y una prodigiosa memoria que le permite reconstruir el León de los años cincuenta y sesenta.

El escenario es su mítico territorio imaginario de Celama, por donde discurren las vicisitudes de casi doscientos personajes, todos ellos caracterizados por la “fragilidad y precariedad; son personajes misteriosos, con un mundo interior poderoso, ausentes, casi desaparecidos, desconcertados, entre lo real y lo irreal”, ha señalado el propio autor. Personajes que viven momentos emocionales, que les marcará su vida: “Hay días que parecen años, que son una vida“. Ese es el argumento central de una novela que se divide en tres partes y que tiene un principio, fin y un desarrollo lógico.

Unos personajes en busca “de dar sentido a sus vidas, de construir una comedia humana”. Es, quizás, una de las últimas creaciones de Luis Mateo Díez. Una de las últimas que cierre el circulo perfecto de su creación. De ahí que el autor no dudase en referirse en varias ocasiones al inicio de su carrera y en concreto a su primera novela “Las estaciones provinciales” y a su protagonista, el periodista Marcos Parra. Sin duda, la más leonesa de todas sus obras literarias.

Luis Mateo ha desvelado que se ha guardado en un cajón quince historias de las cien que iban a componer el total de “Vicisitudes”. Ha confesado que “ahí quedan pendientes en un cuaderno” y reconoce que en toda su obra, en esta última también, hay mucho de autobiografía. “Es un compendio de mi mundo”, ha concluido.

VICISITUDES DE LOS PERSONAJES

Una boda en Solba plantea un enigma: la intermitente desaparición del novio. Corsino y Beruelo, enemigos en el colegio, siguen odiándose treinta años después. Un hombre se casa con la hermana de la mujer que ama para no perderla. Al jubilado comisario Urbina se le agota la vida al extinguirse su instinto profesional. Cuando el bondadoso Pardo enviuda se convierte en un ser desalmado…

Esta es una novela compuesta por ochenta y cinco capítulos que podrían haber sido ochenta y cinco novelas. Lo que se cuenta de cada uno de sus personajes es aquello que delataría su identidad más reveladora y misteriosa, lo más crucial que pudo sucederles. Viven en las ciudades de Sombra, a las que el autor tiene acostumbrados a sus lectores, con Celama en el suroeste de una provincia imaginaria.

Vicisitudes es una comedia humana unificada en los paisajes urbanos y vitales, en los tiempos y las geografías de su invención. Un friso lleno de seres inolvidables que destilan todos los sentimientos, emociones y secretos, el humor y la desgracia de vivir, los destinos que se cumplen a la vuelta de la esquina, como solo un creador en el límite de sus poderes puede imaginar.

Al acabar la presentación, una larga fila de fieles lectores le esperaban en la caseta de la Plaza de San Marcelo para que les dedicase el libro. La primera persona que le esperaba, una mujer, de más de ochenta años, que lee un libro a la semana y que se ha leído toda la obra de Luis Mateo.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta