Tres años de prisión por abusar sexualmente de una menor

Los hechos tuvieron lugar el 18 de julio de 2015, cuando la menor, que contaba con 13 años y una discapacidad del 59 por ciento, había estado dando una vuelta

Audiencia provincial.

La Audiencia Provincial de León ha condenado a un hombre de 69 años a tres años de prisión por abusar sexualmente de una menor con discapacidad intelectual y para el que el Ministerio Fiscal solicitaba una pena de doce años de cárcel.

Los hechos tuvieron lugar el 18 de julio de 2015, cuando la menor, que contaba con 13 años y una discapacidad del 59 por ciento, había estado dando una vuelta por la localidad donde reside en la provincia de León, con una bicicleta que el condenado le había prestado.

Por este motivo, la menor se dirigió a casa de Manuel C.M.S, de 69 años, para devolverle la bicicleta, momento en el que Manuel insistió a la menor para que subiera a la parte de arriba de la vivienda con el fin de ver los pájaros que tenía, y aunque ella se negó ante la insistencia del procesado al final la menor subió.

El condenado cerró la puerta con un pestillo y le dijo a la menor que se sentara en un sillón mientras que él se sentó en uno de los brazos del sillón, tras lo que empezó a tocarla los pechos y los genitales y la besó en la boca, insistiendo la menor para que parara, hasta que finalizó y le dijo que ya se podía marchar, advirtiéndole que no dijera nada a sus padres ya que se llevaban bien, y que le perdonara.

Como consecuencia de los hechos la menor sufrió un trastorno adaptativo mixto, con problemas de sueño, de vergüenza y desconfianza.

La Audiencia, en el juicio celebrado el pasado 21 de junio, ha condenado al procesado como autor responsable de un delito de abuso sexual a la pena de tres años de prisión, imponiéndole igualmente la prohibición de aproximación a la menor, a su domicilio, centro de educación o cualquier otro frecuentado por ella a una distancia inferior a doscientos metros, así como la prohibición de comunicación con la misma por cualquier medio, todo lo anterior por tiempo de cinco años.

De igual modo se le impone al procesado la medida de libertad vigilada durante cinco años, a cumplir después de la pena de prisión.

Durante el juicio la menor puso de manifiesto un relato en el que no se aprecian interferencias externas, que es ratificado por el informe del equipo psicosocial y forense de los juzgados.

No hay comentarios

Dejar respuesta