Comienza en Agrícolas un curso dedicado a los regadíos

Formará a los participantes para conseguir diseñar instalaciones que ahorren agua, consuman poca energía y mejoren la calidad de vida de los agricultores

La Escuela Superior y Técnica de Ingeniería Agrícola (ESTIA) de la Universidad de León impartirá hoy y mañana un curso de extensión universitaria titulado ‘Regadíos y la concepción de un proyecto de modernización de una zona regable’, en horario de 15 a 20 horas, que está dirigido a estudiantes universitarios que deseen mejorar sus conocimientos sobre el mundo del regadío, de cara a profundizar en los aspectos de esta materia que les puedan ser de utilidad para la realización de proyecto de fin de grado y para su inserción en el mercado laboral.

Las clases serán impartidas por los profesores de la ULE Ángel Ruíz Padín y Gabriel Medina Martínez, y por José María Medina, ingeniero de explotación de la Comunidad de Regantes, hasta alcanzar un total de 10 horas lectivas, que permitirán a los participantes convalidar 1 crédito LEC y 0’5 ECTS de libre configuración curricular.

El programa del curso comenzará por el análisis de los fundamentos teóricos y conceptos básicos, hasta concluir con un tema que se ocupará de la explotación de una red de riego. Por el camino se dedicará tiempo a conocer cómo funcionan las comunidades de regantes, y cuáles son las fases de elaboración de un proyecto de regadío, los elementos de una red de riego presurizado, los tipos de redes, y el seguimiento y control de calidad de las obras de regadío.

Desde la dirección del curso se explica que “la simulación de diferentes escenarios y la dependencia de la energía del sistema son un condicionante que debe ser analizado con criterio, siguiendo una lógica, y no centrándose en la parametrización en términos energéticos en las fechas actuales”.

Por todo ello, “es fundamental conocer el proceso de modernización de los regadíos en las diferentes fases, y estar actualizado en los materiales posibles para el diseño y cálculo de los diferentes elementos del sistema”.

“Todas las actuaciones, – se apunta-, deben ir encaminadas al ahorro de agua, el mínimo consumo energético, deben ser sistemas versátiles y han de tener como objetivo la automatización de todo el sistema para lograr una mejora de la calidad de vida de los agricultores”.

Junto a los aspectos teóricos, el curso dedicará buena parte de la jornada del martes al estudio de un caso práctico de obra tipo, y la explotación correcta de una red de riego.

No hay comentarios

Dejar respuesta