CEL y APIME estudian impugnar el convenio siderometalúrgico de León

Ambas entidades han constituido una comisión de seguimiento para estudiar el convenio colectivo del sector, ya que entienden que puede vulnerar algunos derechos constitucionales

Representantes del CEL y de APIME comparecieron hoy para explicar su acuerdo

El Círculo Empresarial Leonés (CEL) y la Asociación Provincial de Industriales del Metal (APIME) han firmado esta mañana por medio de sus representantes, Pablo Roberto, tesorero, responsable de formación y asesor jurídico del CEL, y Manuel Arias, vicepresidente de APIME, un convenio de colaboración mediante el cual APIME pasa a formar parte del CEL, uniendo en una sola organización a los asociados del sector siderometalúrgico de la provincia de León, con el fin de adquirir mayor representatividad en lo que a este sector se refiere para una mejor defensa de los intereses de estas empresas y sus trabajadores.

Como primera acción, APIME y CEL han iniciado contactos permanentes al objeto de conocer más en profundidad la problemática de un sector estratégico para León como es el del sector industrial para lo que se ha constituido una comisión de seguimiento liderada por los responsables del sector del CEL y APIME, Jorge Díez y Manuel Arias respectivamente.

Los empresarios han mostrado su preocupación respecto al nuevo articulado del convenio siderometalúrgico de la provincia de León por lo que el CEL ha puesto a su disposición el servicio de asesoría jurídica con el que cuenta al objeto de estudiar pormenorizadamente el texto del Convenio Colectivo y sus implicaciones jurídicas para las empresas y trabajadores de este sector en nuestra provincia.

Del estudio jurídico del texto publicado, los servicios jurídicos del CEL entienden que se está pudiendo vulnerar algunos principios constitucionales que ponen en riesgo los derechos de empresarios y trabajadores, motivo por el que se pretende impugnar el Convenio Colectivo ante la Autoridad Laboral para posteriormente acudir, si procede, a los Tribunales de Justicia, pues actualmente este convenio plantea en uno de sus artículos el abono a los trabajadores de un plus salarial en caso de que no sean formados por las partes firmantes del Convenio.

APIME y CEL entienden que no se puede obligar a un empresario a realizar la formación únicamente en Patronal o Sindicatos, habiendo otras fórmulas válidas de formación, incluso la formación de alta cualificación realizada por la propia empresa, motivo por el cual, ambas asociaciones concluyen que algunas cláusulas del convenio sectorial constituyen una vulneración del derecho de asociación y sindicación y debe ser puesto en conocimiento de las autoridades oportunas e incluso de los Juzgados y Tribunales, máxime atendiendo a los graves problemas que han surgido con la financiación de la formación en los últimos años.

Es voluntad de las empresas del CEL y APIME formar a todos sus trabajadores conforme se viene haciendo en la actualidad y no verse obligados a abonar un plus por “no formar” como establece el presente convenio.

No hay comentarios

Dejar respuesta