La ‘Casa del Estudiante’ de la ULE reabre sus puertas

La reapertura ha tenido lugar esta mañana, a cargo de los Vicerrectores de Profesorado y de Estudiantes y Empleo, ofreciendo 250 puestos de estudio en El Albéitar

El Vicerrector de Profesorado de la Universidad de León (ULE), como rector en funciones ante la ausencia de García Marín que se encuentra fuera de la ciudad, y la Vicerrectora de Estudiantes y Empleo, Ana Isabel García, han inaugurado esta mañana de forma oficial la ‘Casa del Estudiante’, ubicada en el Edificio El Albéitar, en el centro de León, en la que ya se ha podido ver a los primeros jóvenes que han ocupado alguno de los 250 puestos que están repartidos en las cinco aulas hoy abiertas y puestas a su disposición.

La medida fue una de las que protagonizaron la reciente campaña electoral, y surgió como respuesta a las demandas de los estudiantes de la ULE, que reclamaron con insistencia la reapertura de la ‘Casa del Estudiante’ que llevaba cuatro años cerrada, ya que para ellos es un lugar muy útil como zona de estudio, punto de encuentro e intercambio de apuntes e información, y también para acceder a internet.

En el recorrido realizado por las dependencias que permanecerán abiertas hasta el 15 de julio todos los días de la semana, incluidos sábados y domingos, desde las ocho de la mañana hasta las 23:00 horas, se han podido apreciar los ‘retoques’ que han sido necesarios para abrir hoy las puertas. Además de la limpieza y reparación de pequeños desperfectos en paredes y techos, se ha dado una mano de pintura, se ha realizado una buena limpieza, se han sustituido las bombillas fundidas, se han instalado máquinas de café, refrescos y aperitivos, y se han adoptado las medidas precisas para garantizar el acceso a internet a través de wifi.

La idea era poder prestar este servicio cuanto antes porque, tal y como ha comentado la Vicerrectora de Estudiantes y Empleo, las aulas hoy abiertas, “facilitan mucho el estudio a quienes viven en esta zona, y en general a todos los estudiantes, porque evitan que se tengan que desplazar hasta el campus, y además las 250 plazas incrementan la oferta, ya que a veces la biblioteca central está casi completa”.

Ha sido una operación que el Vicerrector de Profesorado ha dicho que “no ha supuesto apenas gastos”, aunque no ha podido precisar la cifra exacta, y en todo caso entiende que son “una pequeña inversión que facilita mucho la tarea de los alumnos, que van a poder estudiar con comodidad en estos puestos”.

Aún faltan cosas por acometer, por ejemplo es precisa la revisión de los ascensores, y seguramente se aproveche el parón veraniego para reparar el tejado y poder duplicar la capacidad con las otras cinco aulas que están en la planta superior, pero tanto los vicerrectores como los primeros jóvenes que cuatro años después de su cierre han ‘reinaugurado’ hoy la Casa del Estudiante de la ULE, se han mostrado satisfechos y contentos con la medida.

No hay comentarios

Dejar respuesta