San Andrés consensua el reglamento regulador del sistema de control horario

La concejalía de Personal ha acordado con los representantes de los trabajadores el borrador del texto, que facilita la conciliación de la vida laboral y familiar mediante la autogestión del trabajo fuera del horario de atención al público

Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha consensuado con los representantes de los trabajadores municipales el borrador del Reglamento Regulador del Funcionamiento de Control Horario, establecido con el objetivo de lograr la mayor rentabilidad en el funcionamiento administrativo de los distintos departamentos y, al mismo tiempo,  facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar.

La Mesa General de Negociación ha sido el foro en el que se ha acordado este texto que el concejal de Personal, Santiago Blanco, presentará mañana en la Comisión Informativa del área para ponerlo a disposición del todos los grupos municipales antes de someterlo a la voluntad del Pleno.

Se trata de un sistema de control mediante la huella dactilar, instalado el pasado mes de abril, que establece la obligación de registrar las entradas y salidas al centro de trabajo, así como otras incidencias que puedan surgir durante la jornada laboral, incluido el tiempo de descanso.

El reglamento elaborado fija los medios, actuaciones y procedimientos a seguir para su correcto funcionamiento, de manera que regula el control del horario y jornada de los empleados que prestan servicio tanto en la Casa Consistorial como en los edificios anexos.

Así, el documento establece un tiempo de permanencia obligatoria de 9:00 a 14:00 horas para todos los casos, teniendo en cuenta que es el horario de atención al público.

El resto del tiempo, hasta completar las 35 horas semanales legalmente establecidas, forman parte del tramo en el que los trabajadores pueden autogestionar su trabajo, con la obligación de completar las horas laborales de 7:30 a 9:00 horas y de 14:00 a 16:30 horas.

De esta forma, se pretende facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar, fomentando también la autonomía de los empleados de manera que puedan organizar sus tareas en función de las necesidades de los departamentos.

“Es importante  alcanzar una gestión óptima en el reparto de las tareas en función de las necesidades de los vecinos y vecinas de San Andrés, como también lo es haber alcanzado un acuerdo con los representantes de la plantilla en lo que a la conciliación se refiere”, ha valorado Santiago Blanco, para después insistir en el objetivo de lograr un mayor rendimiento del Ayuntamiento.

No hay comentarios

Dejar respuesta