Los jugadores de Agustinos Eras, a punto para la fase

Hablamos en la previa de la fase de ascenso con Óscar Ferrero, Sergio Martínez y Raúl Fernández, los tres jugadores que han estado en todas las fases disputadas por Agustinos Eras

Óscar Ferrero (i), Sergio Martínez (c) y Raúl Fernández (d) son los 'veteranos' en la plantilla de Agustinos Eras

Seguimos acercándonos a la previa de la Fase de Ascenso a LEB Plata que se disputará en León desde el próximo viernes, y tras conocer un poco más de Albacete Basket, Myrtia y Bball Córdoba, rivales del Agustinos Eras E.Leclerc, y hablar con el técnico local, Adrián Álvarez; es el turno para conocer cómo viven estas horas previas en la plantilla del equipo leonés, y nada mejor para hacerlo que hablar con los tres jugadores que más tiempo llevan en la plantilla, y que han vivido las tres fases de ascenso con Agustinos Eras. Se trata de Sergio Martínez, Óscar Ferrero y Raúl Fernández, tres jugadores de la casa que son parte importante en el vestuario y sobre la pista, y que nos dan sus impresiones sobre la cita del fin de semana.

Noticias Castilla y León – ¿Qué tal van estas semanas de preparación, se hace largo este periodo antes de jugar la fase de ascenso?

Sergio Martínez – La verdad que necesitábamos un poco un descanso, porque la última parte de la temporada acabamos física y mentalmente un poco tocados, así que nos vino bien descansar. Ahora hemos jugado un par de amistosos contra Zamora, que es un equipo fuerte, y nos ha ayudado a preparar la fase, así que creo que el descanso nos vino bien y nos hemos preparado adecuadamente para la fase.

NCyL – A solo unos días de empezar a jugar ya por el ascenso ¿Cómo se lleva la tensión previa y los nervios?

Raúl Fernández – Quizá la mayoría estamos un poco evadidos, porque con la Universidad te sirve para desconectar, pero aún así se nota mucho la extramotivación que hay para estos partidos que vienen.

NCyL – Sois los tres únicos jugadores que permanecéis en la plantilla desde el debut en EBA, ¿Cómo vivís esta tercera fase, en la que por fin podréis jugar por el ascenso en casa?

Óscar Ferrero – Todos estamos con muchas ganas, aparte de por jugar en casa, que es un aliciente para nosotros, porque este año ha sido más duro para el grupo. El equipo quizá no sea tan bueno como el año pasado por ejemplo, pero hemos trabajado bien y hemos llegado en buenas condiciones para poder preparar la fase, así que hay muchas ganas.

NCyL – Desde el entorno va creciendo la expectación por la fase ¿Cómo se vive eso desde dentro de la plantilla?

Ó.F. – Según se va acercando, la gente cada vez pregunta más por la Universidad o la familia, además hemos hecho algún acto con la afición, y eso ayuda a la gente a ver que esto se acerca ya, y que tanto ellos como nosotros tenemos muchas ganas de poder disfrutar de tres días de baloncesto que van a ser muy bonitos.

S.M. – Sí que se está viviendo con mucha ilusión, aunque quieras abstraerte, siempre por redes sociales hay mucho movimiento, con gente que quiere venir, que preguntan a qué hora jugamos o cómo son los rivales. Se ve a la gente motivada, y eso demuestra que quizá hace falta ese ambiente de baloncesto tras la desaparición de Baloncesto León, que dejó un vacío que poco a poco intentamos llenar. Así que estamos muy ilusionados y con muchas ganas de ver cómo responde la afición y ver cuánta gente puede venir al Palacio. Nosotros sabemos que nuestra parte es salir y competir como hemos hecho todo el año.

R.F. – Yo animo a la afición a que venga, porque serán partidos muy igualados, a cara o cruz, porque vienen equipos muy buenos, y se verá un gran nivel de baloncesto.

NCyL – ¿Qué esperáis del ambiente que se pueda crear en el Palacio de los Deportes, puede ser ese sexto jugador que empuje si se complica la cosa?

Ó.F. – Sí, ya se ha visto en los partidos ante Fundación, o incluso ante Zamora, aunque se perdió, había mucho ambiente y yo creo que lo que necesitamos es eso. El ambiente que se crea aquí no lo hemos visto en los sitios en los que hemos jugado, y eso indica que la gente está muy involucrada con el club y con el baloncesto, así que yo creo que ya nos toca ascender.

NCyL – Agustinos Eras siempre ha demostrado ser un club algo diferente, con mucha unión con la cantera, y un ambiente siempre especial en los partidos ¿Cómo es el club para vosotros desde dentro?

R.F. – Yo creo que es un ambiente totalmente familiar, conocemos a muchos jugadores, los tres hemos jugado en la cantera del club, conocemos a los entrenadores, hay niños pequeños que sus hermanos han jugado con nosotros… es un ambiente que llama a la gente a venir y unirse.

S.M. – Si que se nota ese ambiente familiar, hay 400 jugadores en la base, con sus padres que también vienen a vernos, y en el derbi por ejemplo vinieron más de 2.000 personas. Mismamente se vio en el Campeonato de España cadete, que se jugó aquí y la gente respondió muy bien, con un ambiente de baloncesto que hacía mucho que no se veía. Al final nos conocemos todos y los del EBA vamos algunos días a entrenar a los pequeños, y ellos se ilusionan con los partidos de los mayores.

R.F. – También llevamos tres años siendo campeones de liga, que eso ayuda también a que venga la gente.

NCyL – Precisamente ese apunte que haces, de tres años saliendo campeones en EBA ¿Creéis que hace que esta categoría se empiece a quedar pequeña para Agustinos Eras?

S.M. – Creo que sí, que se queda algo pequeña. Si por lo que fuera no ascendemos, y tenemos que jugar una cuarta temporada en EBA, creo que sería desmotivante tanto para el club como para los jugadores. Estamos preparados ya para una liga superior. El año pasado teníamos equipo para ascender, pero por desgracia en el último partido no pudimos materializarlo, pero en este playoff tenemos opciones, esperamos hacer una buena fase y ascender en la cancha, pero es cierto que la Liga EBA se nos ha quedado pequeña.

Ó.F. – Es cierto lo que ha dicho Sergio, en años anteriores, la primera fase de ascenso éramos un poco los novatos, y el objetivo desde el inicio nunca fue llegar a esa fase, entonces nos cogió sin prepararlo demasiado, y perdimos los tres partidos también por inexperiencia. El segundo año ya sabíamos más cómo era todo, y el objetivo siempre fue llegar a la fase y ascender, pero no tuvimos suerte. Y este año sí creo que ya toca, se nos queda ya pequeña la categoría tanto a los jugadores como al club.

NCyL – Este año en principio no parecía que hubiera ese gran objetivo de ascender, pero al final la temporada se ha ido dando bien y se ha logrado organizar la fase ¿Cómo habéis vivido esta campaña?

R.F. – Este año se formó un grupo prácticamente nuevo, solo nos conocíamos cuatro o cinco jugadores, y el resto fueron fichados o gente que subía de la cantera. Pero en un principio, desde dentro, el objetivo sí que se marcó de nuevo en quedar primeros, aunque había más dudas sobre cómo iban a ser los fichajes y cómo sería el feeling en el equipo, porque jugadores muy importantes, que llevaban mucho tiempo no seguían, pero desde el principio nos dijeron que íbamos a por todas, y así se ha dado.

Ó.F. – Sí que desde el principio se supo que el grupo iba a ser bastante nuevo, y que se iba a intentar hacer un grupo competitivo, y creo que la clave de esto, fichajes aparte, es la filosofía que tenemos, con un grupo que somos muy cercanos, jugadores dentro de la cancha y amigos fuera, con muy buena relación, y eso es la clave del equipo y del club, que fomenta mucho el compañerismo dentro y fuera de la cancha, y en los resultados se ve.

NCyL – Hablando sobre la fase, se trata de un torneo muy corto, con tres partidos en tres días ¿Cuáles creéis que pueden ser las claves?

S.M. – La verdad que todos los equipos son difíciles, son tres rivales muy duros, pero más que clave, nosotros intentaremos hacer nuestro juego, imponer nuestra defensa y nuestro ritmo de juego, confiando en hacer cada partido lo máximo posible. Quizá si tuviera que dar claves, nuestro preparador físico nos está insistiendo mucho en la alimentación y los descansos, recuperando bien tras los partidos, porque no estamos acostumbrados a jugar tan seguido, así que debemos cuidar bien el post partido física y mentalmente, estar siempre mentalmente fuerte para saber que al día siguiente hay una batalla y que es una oportunidad que no debemos desaprovechar.

Ó.F. – Para mí, sí que creo que el partido más importante es el primero, porque si el resultado, ya sea positivo o negativo, te va a condicionar para el resto de la fase, si ganas el primer partido haciendo ver que eres candidato al ascenso, ya los otros partidos estarán condicionados. El año pasado por ejemplo, ganar el primer partido fue crucial, ganamos bien y la gente vio que podíamos ser un rival a tener en cuenta. Así que es muy importante, hay que salvar bien la diferencia de puntos, aunque se pierda, porque hay que tener en cuenta triples empates, así que hay que disputar los partidos hasta el final, porque no cierra las puertas a ascender perder un partido.

R.F. – Yo también creo que la clave es esa, porque aunque pierdas un partido, hay que lucharlo hasta el final y perder de poco, porque siendo los partidos tan igualados, un triple empate puede ser muy posible.

NCyL – Por último, queda saber si hay alguna apuesta o promesa en el vestuario si se consigue el objetivo.

Ó.F. – La verdad que quitando a Jaime (Diéguez) que el otro día dijo en la radio que se dejaba bigote, no hay nada más por ahora.

R.F. – Pero se puede hacer algo, yo soy muy dado a esas cosas, y el año que subimos de Primera Nacional a EBA me teñí el pelo de rojo, así que habría que pensar algo.

No hay comentarios

Dejar respuesta