La Policía alerta de chantajes en internet por dinero o relaciones

La extorsión consiste en chantajear a la víctima con una imagen suya desnuda, pidiendo a cambio cantidades que suelen rondar los 500 euros, o incluso más fotos o relaciones sexuales

La Policía aconseja denunciar estos hechos en la Comisaría

La Policía Nacional de la Comisaría  Provincial de León alerta de una campaña de extorsión en la red que consiste, básicamente, en chantajear a la víctima con una imagen suya desnuda, que previamente se ha compartido en la propia red por medio del “sexting”, vídeos o fotografías de contenido sexual.

Por medio de la coacción, el chantajista exige o bien más archivos de contenido sexual, o dinero, e incluso relaciones sexuales a cambio de no subir el material que obra en su poder a la red.

En una de las denuncias cursadas en la Comisaría Provincial de la Policía Nacional el chantaje consistía en la demanda de una contrapartida económica, aunque la mayoría de las víctimas han optado por no realizar el pago.

La media exigida ronda los quinientos euros y si se cede a estas pretensiones es muy probable que vuelvan a pedir más dinero. Los autores de estas estrategias utilizan compañías que mueven dinero por todo el mundo como Wester Union o Moneygram, que apenas dejan rastro, y además pueden cobrarlo en otros países.

La red social Facebook es la vía más utilizada para iniciar el proceso y por eso se recomienda que todo ese tipo de fotos y vídeos tan personales se guarden en un disco duro externo y cifrado, al que no pueda tener acceso nadie.

Conviene no abrir correos sin remitente conocido y disponer de herramientas de seguridad que alerten si alguien está usando tu web cam, o si la página en la que están navegando esconde un código malicioso.

La ley ampara a las víctimas y el delito contra la intimidad por publicar fotos o vídeos sin permiso está tipificado en el Código Penal. Por ello se aconseja conservar las pruebas, cortar la comunicación con el chantajista y denunciarlo en la Comisaría Provincial; éste es el paso más difícil, porque la persona se avergüenza y quiere olvidarse cuanto antes de la pesadilla.

No hay comentarios

Dejar respuesta