Un ambicioso Ademar no renuncia a nada en la Copa

Los leoneses disputan este sábado la semifinal de la Copa del Rey a partir de las 18:00 ante el Barcelona, sin renunciar a nada pese a la diferencia de potencial con los catalanes

Los leoneses no quieren renunciar a sus opciones pese a tener como rival al Barcelona en la Copa

La lógica dice que la andadura del Abanca Ademar en la final a cuatro de la Copa del Rey que se disputa este fin de semana será corta, ya que su rival en semifinales es el todopoderoso Barcelona, dominador absoluto de las competiciones nacionales en los últimos años, pero los leoneses no quieren ser meros comparsas en esta competición, y viajan a Pamplona con ambición de hacer algo grande, y por qué no, lograr lo que nadie ha hecho, vencer a los de Xavi Pascual para plantarse en la gran final y pelear el título. La cita será este sábado a las 18:00, abriendo el fuego de una competición en la que Anaitasuna y Naturhouse La Rioja disputan a las 20:00 la otra semifinal.

La suerte fue esquiva en el sorteo de esta final a cuatro para el Ademar, ya que se vio emparejado en semifinales contra el Barcelona, pero desde que se conoció el rival, el equipo se ha concienciado para creer que todo puede ser posible, y que si consiguen dar su mejor nivel, pueden optar a la gran sorpresa. Para ello, los leoneses viven un buen momento, tras haber ganado en los últimos partidos de liga a rivales como Granollers y Naturhouse, dando un gran nivel de juego. El hándicap viene al jugar fuera de casa, ya que el equipo no termina de ofrecer lo mismo que en el Palacio de los Deportes, pero esperan que jugando en terreno neutral este factor no influya, y puedan mantenerse en partido hasta el final, para poder jugar por la victoria en los últimos minutos de partido.

Para ello será fundamental que el nivel defensivo y en portería sea alto, ya que un partido a muchos goles hace casi imbatibles a los catalanes, dado su potencial ofensivo, por lo que si logran bajar los guarismos anotadores del Barcelona, y marcar en transiciones rápidas goles ‘fáciles’, será un primer paso para llevar el partido a su terreno.

Toda la plantilla viaja en óptimas condiciones físicas, a excepción de Fede Vieyra, que no ha podido recuperarse de su lesión y será la única ausencia, por lo que los Cupara, Carou o Juanjo Fernández en la faceta defensiva; y los Juanín García, Carrillo, Leo Santos, Diego Piñeiro o Mikel Aguirrezabalaga en la ofensiva, serán las piezas clave para el equipo dirigido por Rafa Guijosa, que tratará de repetir lo vivido en diciembre en León en el partido de Liga, donde estuvieron metidos en partido hasta el final, aunque no pudieran evitar la derrota.

El rival será un Barcelona que llega herido a esta fase final de la Copa del Rey, ya que el pasado sábado vivían la cara y la cruz del deporte, al caer eliminados en cuartos de final de la Champions League ante el Kiel, pero proclamarse campeones una vez más de la Liga Asobal tras la derrota del Naturhouse en León.

Los de Xavi Pascual tendrán por tanto esa pizca de presión de no poder fallar de nuevo, ya que si el tropiezo europeo supone un pequeño fracaso para un club de este nivel, caer en la Copa sería un tropiezo aún mayor, por lo que no deben dejar escapar el título en Pamplona. Para ello cuentan con una plantilla a años luz de la de sus rivales nacionales, con Gonzalo Pérez de Vargas y Saric en portería, y jugadores como Víctor Tomás, Raúl Entrerrios, Noddesbo, Filip Jicha, Viran Morros, Kopljar, Lazarov o Sigurdsson; en definitiva toda una constelación de estrellas que no encuentra rival a su nivel en España, pero que ya no puede fallar, tras errar en su intento de repetir como campeón de Europa.

No hay comentarios

Dejar respuesta