San Andrés celebra Pleno el lunes para aprobar definitivamente el Presupuesto

El documento, el primero con el que cuenta el Ayuntamiento tras cinco años de funcionamiento con uno prorrogado, se someterá a votación y en caso de no recibir el respaldo suficiente, se aprobará posteriormente en Junta de Gobierno Local

Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo

San Andrés del Rabanedo llevará al Pleno previsto el próximo lunes, 9 de mayo, en sesión extraordinaria la aprobación definitiva del presupuesto para el año 2016; el primero con el que cuenta el Ayuntamiento tras cinco años de funcionamiento con uno prorrogado.

La aprobación de este documento económico es un paso fundamental para sacar al Consistorio del bloqueo administrativo y económico al que está sometido, normalizando así la gestión del tercer municipio de la provincia.

En caso de que no obtenga el respaldo suficiente en la sesión plenaria, como ya sucediera con su aprobación inicial, el presupuesto recibirá luz verde inmediatamente después en Junta de Gobierno.

Se trata, en todo caso, de un presupuesto que se ajusta al informe preceptivo y vinculante emitido por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que le dio su visto bueno a las partidas diseñadas por el Ejecutivo local.

Así, contempla una previsión de 20,8 millones de ingresos y 20,2 de gastos, con el mantenimiento de los servicios generales y sociales así como el funcionamiento de los centros educativos como prioridad.

De carácter austero por el obligado cumplimiento del Plan de Ajuste al que está sometido el Ayuntamiento, es “el único presupuesto posible” dadas las directrices marcadas por dicho plan y el cumplimiento estricto de la legalidad.

Desestimadas las alegaciones presentadas, atendiendo al plan de ajuste y a las directrices ministeriales

El equipo de Gobierno ha desestimado en su totalidad las alegaciones al Presupuesto presentadas por diferentes colectivos, como representantes sindicales y grupos políticos.

Todas ellas se han basado en aspectos tan diversos como reclamaciones salariales, la amortización de puestos vacantes, la asunción de competencias impropias, la financiación de servicios concretos o las condiciones de la plantilla municipal; aspecto este último que correspondería a una Relación de Puestos de Trabajo, para cuya elaboración se reserva una partida económica.

La desestimación de las alegaciones se justifica en el estricto y obligado cumplimiento del Plan de Ajuste, que limita el incremento económico de las partidas presupuestarias, así como en el informe preceptivo y vinculante del Ministerio de Economía y Hacienda, que marca las pautas que debe seguir el Presupuesto.

Asimismo, se ha tenido en cuenta la imposibilidad de incrementar el capítulo de ingresos tras el rechazo de la corporación a la revisión de algunos impuestos y ordenanzas fiscales; lo que ha obligado a reducir partidas en el capítulo de gastos.

“Hay que atender a criterios de responsabilidad única y exclusivamente amparados en el interés general de nuestros vecinos y vecinas para poder realizar una gestión enmarcada en la legalidad y acorde al perfil poblacional del municipio, con más de 30.000 habitantes, a los cuales hay que dar servicios diariamente”, han valorado al respecto desde el Ejecutivo local.

No hay comentarios

Dejar respuesta