Villarejo de Órbigo cumple con la Ley de Memoria Histórica

El Pleno aprobó la actualización de tasas de la piscina municipal con abonos y descuentos, así como alegaciones al nuevo vaso de vertido en el CTR de San Román para que funcione correctamente

El Pleno celebrado ayer acordó, con la abstención del Grupo Popular, la retirada del último símbolo franquista

El Ayuntamiento de Villarejo de Órbigo es desde ayer un municipio cumplidor al cien por cien con la Ley Memoria Histórica. El Pleno celebrado ayer en este Consistorio acordó, con la abstención del Grupo Popular, la retirada del último símbolo franquista del que se tiene constancia en espacios públicos de cualquiera de sus cuatro localidades.

En concreto, se trata de una identificación del Instituto Nacional de la Vivienda, con su conocido símbolo del yugo y las flechas, situada en el número 1 de la calle Séneca de Veguellina de Órbigo.

Según explicó el equipo de Gobierno, se trata de una petición emanada de un colectivo juvenil a la que se ha dado curso en cumplimiento de las exigencias que impone la Ley de Memoria Histórica aprobada en diciembre de 2007.

También se explicó que, aparte otras simbologías en espacios eclesiásticos ajenos a la competencia municipal, lo cierto es que en el municipio de Villarejo de Órbigo eran ya escasos este tipo de referencias al régimen de Franco gracias al empeño que durante años pusieron en marcha anteriores corporaciones, como la que en su día presidió como alcalde Tomás Vaca.

En otro punto, el Pleno ratificó la actualización de las tasas por el uso de las instalaciones municipales de la piscina de Veguellina de Órbigo. Aparte de un descuento del 25% a las familias numerosas, la gratuidad para todos los niños menores de 4 años y la mitad de precio en las entradas diarias para los usuarios del camping municipal, el precio de adulto diario será de 1,50 euros para empadronados y el de niños de 1,20 euros (2 y 1,60 euros para no empadronados). Los abonos para 15 días serán de 20 y 12 euros respectivamente para empadronados y los de toda la temporada serán de 50 euros para adultos y 25 euros para niños.

Garantías plenas en el CTR de San Román

Por unanimidad también se acordó una serie de criterios que el Ayuntamiento de Villarejo de Órbigo defenderá como alegaciones ante la construcción del nuevo vaso de vertido en el Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de San Román de la Vega.

Entre ellos, la Corporación defiende que la Junta y el consorcio provincial Gersul solucionen de manera definitiva el problema del actual vaso ya saturado, que genera lixiviados que afectan gravemente al municipio, así como que el nuevo vaso garantice totalmente el correcto funcionamiento de las instalaciones, entre otras muchas cosas ampliando el nivel de tratamiento y reciclaje. Y es que para la Corporación resulta sospechoso que el nuevo vaso se proyecte para otros 13 años con una capacidad de 2,1 millones de toneladas de metros cúbicos, cuando el anterior y ya fallido se ejecutó para 20 años y 1,7 millones de metros cúbicos.

No hay comentarios

Dejar respuesta