Las Cortes alaban en León el papel del Procurador del Común

La Colegiata de San Isidoro fue el escenario por un día del Pleno Ordinario de las Cortes de Castilla y León, con la presentación del informe anual del Procurador del Común

Los procuradores autonómicos y el Procurador del Común posan juntos ante San Isidoro tras la celebración del Pleno

Las Cortes de Castilla y León han celebrado en el día de hoy el primer Pleno Ordinario de sus más de treinta años de historia fuera de su sede en Valladolid, y para tal efeméride han escogido la Colegiata de San Isidoro en León, lugar donde en 1188 se celebraron las Cortes de León, reconocidas por la Unesco como el primer testimonio documental del sistema parlamentario, lo que le da a la ciudad leonesa el título de Cuna del Parlamentarismo.

La sesión ha servido para la presentación del informe anual del Procurador del Común, institución que cumple 20 años, y que tiene su sede en León, exponiendo Javier Amoedo los datos referentes a 2015, en los que la institución recibió 4.329 quejas, incoando 36 expedientes de oficio, siendo 1.214 quejas de ese total referentes a la provincia de León. Las quejas han subido notablemente este pasado año, ya que respecto a 2014, se recibieron más del doble, siendo gran parte de ellas (2.973) por asuntos que afectan a la administración autonómica.

La mayoría de las reclamaciones llegadas al Procurador del Común tuvieron que ver con Educación, en gran parte debido a dos asuntos referentes a un colegio en Palencia, y al problema con el CEIP Los Adiles de Villaobispo de las Regueras, en la provincia de León. Por detrás, se situaron las quejas por asuntos referentes a Sanidad o Fomento.

El Procurador del Común dictó un total de 994 resoluciones, siendo 395 acuerdos para el archivo por falta de irregularidad en la actuación de la administración, y en 599 se formularon recomendaciones por estimar que se habían vulnerado los derechos de los ciudadanos.

Apoyo unánime a la labor de la institución

Tras la lectura del informe por parte del Procurador del Común, llegó el turno para la intervención de todos los grupos políticos representados en las Cortes, que unánimemente alabaron la labor que realiza esta institución, e incluso en alguno de los casos, pidieron que se la reforzara y se le diera una mayor relevancia.

El portavoz popular, Carlos Fernández Carriedo, destacó como el Procurador del Común “ha favorecido la participación y la calidad democrática” en Castilla y León, resaltando las medidas llevadas a cabo por el ejecutivo regional tras las recomendaciones recibidas, como la puesta en marcha de la renta mínima garantizada en un momento en el que en otras Comunidades se realizaban recortes por la crisis. Fernández Carriedo admitió que en este pasado año se incrementó notablemente el número de quejas, aunque recordó que gran parte de estas reclamaciones se concentraron en dos únicos temas, por lo que valoró que poniendo estos dos asuntos un poco aparte, las quejas habían bajado respecto a años anteriores, aunque no olvidó que “muchas familiar y personas lo siguen pasando mal”, por lo que llamó a “la unidad y el esfuerzo común” para seguir trabajando por ellos..

Por el PSOE, el portavoz socialista en las Cortes, Luis Tudanca, calificó al Procurador del Común como “la conciencia de la Comunidad”, sirviendo esta institución para ver “la realidad de Castilla y León”, que en su opinión “está muy alejada del país de las maravillas que algunos pretenden hacernos ver”. Para Tudanca, el hecho de que se haya elevado el número de reclamaciones es algo que debería preocupar, ya que se trata de “más quejas que nunca, sobre los mismos problemas de siempre”, destacando sobre todo el aumento en Educación.

Por Podemos, su portavoz, Pablo Fernández, destacó que con esta lectura del informe anual del Procurador del Común, “se reivindica la soberanía popular”, valorando “de forma muy positiva” la labor de la institución”, y llegando a calificarlo como “un referente básico para mejorar nuestra democracia”. Fernández lamentó eso sí, que “informe tras informe se repiten los mismos problemas”, por lo que se preguntó si las administraciones “hacen caso omiso de las recomendaciones”. Además, destacó que “el informe deja ver la realidad ante la pasividad y desidia de las administraciones”, por lo que anunció que presentarán una Proposición No de Ley para reforzar el papel del Procurador del Común.

El portavoz de Ciudadanos, Luis Fuentes, valoró que las quejas recogidas en este informe son “una llamada de atención al Gobierno autonómico”, ya que cuando preguntan por los temas sobre los que se reciben reclamaciones, “la respuesta es siempre que está todo correcto”, pero se siguen manteniendo las quejas año tras año. Por ello, destacó la labor independiente del Procurador del Común, del que pidió que “tenga un papel más relevante”, asumiendo incluso nuevas encomiendas como la protección para los funcionarios que destapen casos de corrupción política.

Por IU-Equo, integrada en el grupo mixto, José Sarrión habló de “baño de realidad” al conocer el informe del Procurador del Común, cuya “importante labor” permite “saber qué le preocupa a la ciudadanía”. Además, Sarrión apuntó que los datos “indican una falsa recuperación de la crisis”, recomendando a todo el mundo que lea el informe, y pidiendo “políticas reales para estos problemas reales”.

Por último, el representante de la UPL, Luis Mariano Santos, destacó los asuntos que han afectado a la provincia de León este último año, como la aparición de gorgojos en la comida de varios comedores escolares o el problema que vive el CEIP Los Adiles de Villaobispo de las Regueras. Recordó también otros asuntos como la falta de parques de bomberos prfesionales a nivel provincial, lamentando el “abandono” de León por parte de una Junta de Castilla y León que se centra en el “adoctrinamiento” y que llega “siempre tarde cuando se trata de la Región Leonesa”, acabando su intervención en leonés, para así reivindicar un mayor cuidado de la cultura y tradiciones en la provincia.

No hay comentarios

Dejar respuesta