Alzheimer León y el Colegio Leonés estrenan juntos en Madrid ‘Laberinto’

Se subieron al escenario en Fuenlabrada 7 mayores de la Unidad de Memoria de Alzheimer León, 9 escolares del Colegio Leonés Jesús Maestro y 2 voluntarios

La cita fue en Fuenlabrada, en el Teatro de la Junta Municipal de Distrito Vivero-Hospital-Universidad

Mayores de la Unidad de Memoria de Alzheimer León y escolares del Colegio Leonés Jesús Maestro se subieron al escenario esta pasada semana en Madrid para estrenar el montaje teatral ‘Laberinto’. La cita fue en Fuenlabrada, en el Teatro de la Junta Municipal de Distrito Vivero-Hospital-Universidad.

En total fueron 7 mayores, 9 escolares y 2 voluntarios que forman parte del Grupo de Teatro Intergeneracional de Alzheimer León y que desde hace meses trabajan en esta puesta en escena. A la cita acudieron representantes de asociaciones de Alzheimer, representantes del Ayuntamiento de Fuenlabrada, familiares de los mayores y de los escolares, así como miembros de la asociación.

El montaje teatral está dirigido por integrantes de la Escuela Municipal de Música, Danza y Artes Escénicas del Ayuntamiento de León.

Qué es el Teatro Intergeneracional de Alzheimer León

En el Grupo de Teatro Intergeneracional de Alzheimer León las únicas distancias que separan a nuestros protagonistas son las que marca el propio escenario. Ni la edad, ni la enfermedad, que ya se asoma en estadíos iniciales, ni la inexperiencia le ponen freno a este emocionante ejercicio de superación, trabajo en equipo y convivencia entre generaciones. De hecho, se trata de uno de los programas más conmovedores y exitosos de la institución.

Para poner en escena una obra de teatro, niños y mayores comparten horas de ensayo que se convierten en una terapia en mayúsculas. En Alzheimer León somos grandes defensores de la convivencia entre generaciones, de la fusión entre niñez y experiencia, y estamos convencidos de que, mientras no se gane la batalla a la enfermedad, nuestro deber es desmitificar sus efectos, enseñar a los más pequeños que los abuelos tienen olvidos, pero también decenas de capacidades y que son una fuente de sabiduría inagotable.

Este proyecto exige en mayores y en pequeños un esfuerzo de aprendizaje creativo, obliga a desarrollar la concentración, a trabajar en equipo y sentirse integrado en el mismo, enseña a comprometerse y rescatar capacidades, favorece el desarrollo de la autoestima y la confianza en uno mismo y en los demás. Nuestros mayores son muy receptivos a esta actividad artística porque les hace sentirse parte de la sociedad, perciben que se les tiene en cuenta y que vuelven a ser valorados por su trabajo.

Realizar dinámicas teatrales arroja beneficios tanto a nivel individual como en el ámbito grupal y social. Quienes participan disfrutan desarrollando la creatividad, la expresión, la emoción… Aprenden a mantener un compromiso con ellos mismos y con el grupo del que forman parte, al tiempo que aprenden lo que pueden transmitir con el gesto, la voz, la mirada…

Beneficios individuales: Niños y mayores obtienen autoconfianza, mejoran la expresión corporal, el autoconocimiento, la autoestima, la concentración, se desinhiben, logran más control corporal, adquieren capacidad de relajación y mayor creatividad.

Beneficios sociales y grupales: Sin apenas darse cuenta, los participantes desarrollan más flexibilidad ante nuevas propuestas y aprenden a pertenecer a un grupo, a realizar una escucha activa, a tener más paciencia, tolerancia, comunicación, confianza en el otro y solidaridad.

Para los mayores, este proyecto es una forma de sentirse útiles, admirados y aplaudidos. Los niños se convierten en un estímulo imprescindible. De hecho, para una persona de edad avanzada es más fácil desarrollar una actividad creativa en un grupo con niños que en uno en el que sólo haya adultos, porque estos ayudan a despertar capacidades que teníamos dormidas o que simplemente desconocíamos.

Otras actividades previas a la obra de teatro

Además de la obra de teatro, se desarrollaron otras dos actividades previas en Fuenlabrada:

  • El Programa `Tengo algo que contarte´: participaron los escolares del Colegio Leonés Jesús Maestro y 15 mayores del Taller de Memoria de la Junta Municipal de Distrito de Loranca (Fuenlabrada). Niños y mayores habían entablado amistad por carta semanas atrás y ahora se conocieron en persona. El objetivo, romper mitos sobre la vejez.
  • Sesión de Musicoterapia: participaron mayores de la Unidad de Memoria de Alzheimer León y 30 jóvenes del Instituto Jimena Menéndez Pidal de Fuenlabrada.

No hay comentarios

Dejar respuesta