García Marín toma posesión como nuevo rector de la ULE

En un acto presidido por el consejero de Educación, el nuevo rector se marcó como reto la mejora del nivel de la Universidad de León para escalar posiciones en los rankings de universidades

El Aula Magna San Isidoro ha sido el escenario para la toma de posesión de Juan Francisco García Marín como nuevo rector de la Universidad de León (ULE), cargo al que accede tras unas turbulentas elecciones, en las que fueron necesarias dos vueltas para que el catedrático de Veterinaria García Marín certificara su victoria. En el día de hoy, con el consejero de Educación, Fernando Rey, presidiendo el acto, ha recibido el birrete y la muceta que le acreditan como rector para los próximos cuatro años, recibiendo el bastón de mando de manos de su antecesor, José Ángel Hermida, que deja el cargo tras dos mandatos al frente de la ULE.

El nuevo rector ha querido destacar antes de iniciarse la solemne ceremonia que “este es un acto de todos, no solo del rector”, mostrando su voluntad de “ponernos a trabajar inmediatamente por la comunidad universitaria”, pidiendo a la Junta “un esfuerzo” para reducir las tasas universitarias y, también, para aumentar las becas porque “la educación pública no es una gasto, sino una inversión”. Sobre los principales retos que afrontará durante su mandato, García Marín explicó que “hay que hacer un esfuerzo grande para rejuvenecer el profesorado, trabajar en la creación de puestos de trabajo entre el personal de administración y servicios, y con relación a los estudiantes poner en marcha la reforma del calendario escolar y de exámenes, abrir instalaciones como El Albéitar y algunas medidas más”.

Por último, García Marín se marcó como propósito “primero e irrenunciable” la mejora del nivel de la ULE, tratando de que se pueda ver reflejado en los distintos rankings de universidades, en los que la universidad leonesa no ha salido bien parada en los últimos tiempos.

El consejero de Educación, Fernando Rey, le deseó “lo mejor al nuevo rector, al equipo que nombre y a esta Universidad”, agradeciendo asimismo el trabajo del equipo rectoral saliente. Rey se refirió también al trabajo que se viene realizando acerca del nuevo mapa de titulaciones, un tema que se tratará más ampliamente antes del verano, cuando estén ya constituidos los equipos rectorales de la Universidad de León y de la Universidad de Burgos, anunciando que “espero tener el pacto de titulaciones antes del 1 de agosto”.

Sobre las tasas universitarias, que en Castilla y León son de las más caras de la geografía nacional, Rey expresó que “somos conscientes de que están algo más elevadas de la media”, vaticinando que “cuando se dé un escenario presupuestario adecuado, nuestra intención es irlas bajando para por lo menos situarnos en la media”.

No hay comentarios

Dejar respuesta