Una Ponferradina en la cuerda floja se la juega en Leganés

Los bercianos se encuentran en una situación muy delicada, a solo dos puntos de la zona de descenso, visitando en esta jornada el campo del líder

La plantilla de la Ponferradina tratará de sumar en Leganés para no seguir cayendo en la clasificación (Foto: @SDP_1922)

La Ponferradina se ha situado peligrosamente cerca de la zona de descenso tras su derrota hace una semana en casa ante el Almería, y con este delicado escenario, en esta jornada toca una complicada salida para medirse al Leganés, actual líder de la liga, en un choque que se disputa en el Nuevo Butarque este sábado a partir de las 18:00, y que de nuevo pondrá a prueba a la Deportiva, que no está logrando resultados como visitante, y que en caso de perder, podría verse por primera vez entre los cuatro últimos clasificados.

No vive además el equipo el mejor momento en cuanto a tranquilidad, ya que las maneras del técnico Fabri empiezan a pasar factura a algunos jugadores, y así Raíllo, tras criticar la táctica empleada por el entrenador gallego, se queda fuera de la lista de convocados, al igual que el canterano Adán, que pasa de ser titular a no viajar con el equipo. Tampoco estará por decisión técnica Dinu Moldovan, siendo el resto de bajas las de Berrocal e Ignasi Miquel, por sanción, y Acorán y Aguza por problemas físicos.

La baja del medio canario es por precaución, ya que arrastra molestias desde hace varias semanas, y será a buen seguro un jugador difícil de suplir, una tarea que podrían realizar Pablo Infante o Álvaro Antón. Para la zona de ataque, vuelve Melero, que podría volver a ejercer como segundo punta tras Jebor, mientras que en el centro de la defensa, ante la baja de Raíllo, podrían hacer tándem Lolo Pavón y Camille, si no regresa a esa posición Alan Baró, que suele formar ahora en el mediocentro.

Los bercianos no están encontrando una buena línea de juego, y sufren mucho para hacer goles, no mostrando una seguridad defensiva que permita dar fortaleza. El efecto Fabri parece no haber llegado a desarrollarse, y los blanquiazules siguen siendo un conjunto que deja muchas dudas, una imagen que deben dejar atrás para no meterse en un pozo del que a lo mejor ya no puedan salir. Quedan ocho jornadas por delante, y el futuro es muy incierto en estos momentos, por lo que el rumbo debe enderezarse cuanto antes, si es que el equipo no quiere verse el año próximo jugando de nuevo en Segunda B.

El Leganés persigue el sueño del ascenso

Enfrente habrá un equipo con una dinámica radicalmente opuesta, ya que el Leganés es ahora mismo líder de la Segunda División, igualado con el Alavés, y mira con optimismo estas ocho jornadas finales, pensando en el sueño del ascenso de categoría. Los de Asier Garitano han mostrado toda la temporada una línea de regularidad que les ha llevado a ocupar siempre plazas en la zona alta, y mucho de esa buena trayectoria se la deben a los partidos en su estadio.

Los pepineros han hecho de Butarque un fortín, donde solo el Tenerife ha logrado la victoria, y en estas últimas jornadas esperan hacerse fuertes en casa para no caerse de esos dos primeros puestos. Lejos de su estadio están cediendo más puntos, por lo que cada partido en casa es una final para ellos, y así esperan que sea ante la Ponferradina.

Cuentan para ello con un equipo sin grandes estrellas, pero en el que todos aportan, desde Serantes en portería, pasando por Mantovani en el eje de la zaga, o los Omar, Timor, Ruiz de Galarreta, Szymanovski o Borja Lázaro que son los encargados de llevar peligro ante el área rival.

No hay comentarios

Dejar respuesta