León sale a la calle contra el traslado del Conservatorio

Más de 2.000 personas han secundado la manifestación convocada por la comunidad educativa del centro, pidiendo unas instalaciones "dignas" para el Conservatorio de León

Más de 2.000 leoneses, según fuentes de la Policía Local, han salido a la calle este jueves para protestar contra la decisión de trasladar el Conservatorio de Música de la ciudad desde su ubicación actual en el centro, en la calle Santa Nonia, hacia el edificio del Ifycel, anexo al Reino de León y actualmente sin uso. Desde que se conociera la decisión, anunciada por el alcalde, Antonio Silván, y el consejero de Educación, Fernando Rey, el rechazo social ha sido prácticamente unánime, y así se ha escenificado hoy, en una manifestación encabezada por la comunidad educativa del centro, que ha reiterado su rechazo al grito de “¡No nos vamos, al Estadio!”.

Pero no han estado solos los representantes de la comunidad educativa, ya que en la manifestación se ha podido ver a todos los grupos políticos del Ayuntamiento, a excepción del grupo popular, a los trabajadores de la Dirección Provincial de Educación, que también estaría previsto que se trasladara al Ifycel, y a representantes de Asociaciones Vecinales o Sindicatos, mostrando la unidad de la ciudad contra este traslado.

La directora del Conservatorio, María Jesús Astorga, ha pedido a las instituciones implicadas, Ayuntamiento, Diputación y Junta, “que empiecen a negociar para que esto pueda resolverse”, ya que se sienten en medio de una disputa entre ellas, sin que nadie les informe a ellos, por lo que no tienen “nada claro cómo va a acabar esto”, motivo por el que han mantenido la convocatoria de esta movilización, pese a que el Ayuntamiento haya anunciado que no habrá traslado al Ifycel, tras quedarse solo el grupo popular en su apoyo a la idea, lo que no permite una mayoría para aprobar la cesión del edificio a la Junta.

Pese a esta marcha atrás del Ayuntamiento, el consejero mostró su voluntad en las Cortes de seguir adelante, culpando a la Diputación, dueña del edificio actual del Conservatorio, de forzar el traslado. La Diputación por su parte ha mostrado su voluntad de negociar con el gobierno autonómico una solución, mostrándose favorable a que se pueda seguir en la ubicación actual, pero siempre que la Junta dé una contraprestación a la institución provincial por ello.

La directora pidió al consejero “que reflexione”, ya que “todos los ciudadanos se muestran sorprendidos porque se desplace un centro de enseñanza al Estadio de fútbol”, un lugar “que a todo el mundo le parece inadecuado”, por lo que pidió “sacar conclusiones de todo esto”. Sobre las preferencias de cara al futuro, no ocultó que “nuestra preferencia sería un centro de nueva construcción”, aunque también dijo que “aceptaríamos una remodelación del actual, ya que tiene muchas posibilidades”.

Concluyó María Jesús Astorga tendiendo la mano a hablar para “que vuelva la paz a la comunidad educativa, poder seguir trabajando y que los chicos estén concentrados en aprender música, y que los ciudadanos lo puedan disfrutar”.

No hay comentarios

Dejar respuesta