Una donante cede 700 libros a la Biblioteca de Villaquilambre

Se trata de una enfermera que falleció hace seis meses, y que dejó reflejado en sus últimas voluntades que su colección particular fuera disfrutada por el mayor número de personas

El alcalde de Villaquilambre firma con los herederos la donación de la colección de libros

Un donante ha decidido ceder su colección de 700 libros a la Biblioteca de Villaquilambre. Se trata de una enfermera que falleció hace seis meses, y que dejó reflejado en sus últimas voluntades que su colección particular fuera disfrutada por el mayor número de personas posible, por lo que sus herederos han buscado la Biblioteca Pública idónea para su ubicación.

Se trata de la colección particular de una mujer luchadora, trabajadora e independiente, de una mujer que era una gran lectora y pasó toda su vida atesorando libros, como recalcan sus herederos. En su biblioteca se pueden encontrar todo tipo de temas que creía sobre todo en el valor humano y en las personas.

Por eso su biblioteca reúne narrativa, novela o poesía, con temas de todo  tipo: literatura clásica y actual, española y universal, psicología, salud, política, sociología y otros temas. Libros para crecer interiormente y de autoayuda o para superar limitaciones o afrontar momentos especiales que cualquier persona se encuentra a  lo largo de su vida.

No es una biblioteca importante en cuento a ejemplares especiales o singulares, aunque la colección incluye libros de gran formato y buenas encuadernaciones. Pero sobre todo hay que destacar que para ser una colección particular se trata de un archivo de gran tamaño ya que estamos hablando de 1000 libros. Una colección que se reunió a través de 60 años de amor por la lectura.

Desde la familia se ha querido recalcar la idoneidad del Ayuntamiento de Villaquilambre para convertirse en el depositario de esta colección, “El Ayuntamiento de Villaquilambre aúna en una Concejalía los departamentos de Mujer y Cultura por eso era el sitio ideal para depositar esta colección. De hecho nos gustaría recalcar que el Consistorio ha sabido valorar la colección y la ha aceptado gustosamente. De esta forma se ha podido dar cumplimiento a la última voluntad de la propietaria que consignaba en su testamento que sus libros formaran parte de una biblioteca pública”.

Por último, los descendientes de la donante han querido agradecer a  la Biblioteca de Villaquilambre su colaboración, “No es tan fácil, como puede parecer a priori, que cualquier biblioteca acepte una donación tan nutrida, fundamentalmente por problemas de espacio, por eso hay que agradecer a la Biblioteca de Villaquilambre que haya recibido la mayor parte de la colección y más cuando la lectura y el amor por los libros, especialmente en su formato  tradicional, no pasa por su mejor momento”.

No hay comentarios

Dejar respuesta