Riesgo notable de aludes en Picos de Europa el fin de semana

La presencia de precipitaciones propiciará la humidificación del manto, lo que hace que puedan producirse coladas y aludes pequeños de nieve húmeda, o incluso medianos

La situación en los Picos de Europa durante el fin de semana puede derivar en aludes

La Agencia de Protección Civil informa de que existe riesgo limitado y notable de aludes en los Picos de Europa, según la información facilitada por la Agencia Estatal de meteorología (AEMET).

El viernes predomina la situación de nieve húmeda por debajo de los 2.000 metros. Sin un rehielo efectivo y con frecuentes precipitaciones líquidas continuará aumentando la humidificación del manto. Sobre todo en la vertiente sur y a partir del mediodía podrán producirse coladas y aludes pequeños de nieve húmeda, o incluso medianos, sin descartarse algún deslizamiento de fondo en zonas donde puedan ser arrastradas las capas inferiores del manto.

Por encima de los 2.000 metros la acumulación de nieve reciente dará lugar a purgas y aludes pequeños (capaces de sepultar a una persona) o medianos (capaces de sepultar o destruir un vehículo).

En las cotas altas, la situación será de nieve venteada. Preferentemente en orientaciones norte a este, habrá que contar con la presencia de numerosas placas de viento, que pueden ceder ante sobrecargas débiles como el paso de una sola persona.

El sábado se mantendrá la situación similar, aumentando el peligro de aludes ante la presencia de las precipitaciones.

El domingo el descenso térmico de la madrugada, la atenuación de las precipitaciones y el viento contribuirán a estabilizar el manto durante las primeras horas, pero a partir del mediodía volverán a presentarse problemas de nieve reciente al intensificarse las nevadas que alcanzarán cotas más bajas, hasta 1.500 – 1.200 metros.

La Agencia de Protección Civil recuerda algunas recomendaciones que conviene seguir en caso de ser víctima de un alud de nieve:

  • Al salir ponga el ARVA (Aparato de Búsqueda de Víctimas de Aludes) en emisión aunque parezca que no haya peligro. Compruebe, antes de salir, que los ARVA funcionen. Deberá llevar una pala y la sonda.
  • Consultar la predicción meteorológica y el boletín de peligro de aludes. No inicie la salida si el índice de peligro es superior a 3 en la escala europea.

Tras desencadenarse un alud:

  • Mantenga la calma e intente huir por el lateral más próximo en dirección diagonal y descendente.
  • Cierre la boca para que no se llene de nieve.
  • Agárrese a cualquier roca o árbol para no ser arrastrado.
  • Libérese de esquís, planchas o raquetas para evitar quedarse atrapado/a.
  • Si no encuentra agarradero, luche para permanecer a flote en el alud mediante movimientos natatorios contra la oleada y al mismo tiempo protegerse la cabeza de las rocas.
  • Si permanece sepultado, es importantísimo adoptar forma de bola y tratar de salir antes de que el alud se modere, antes que se detenga en el valle, porque se endurecerá en pocos minutos.
  • Para respirar aire, desplace la nieve con los brazos y con las rodillas e intente hacer una cámara respiratoria.
  • Antes de moverse se debe saber en qué posición se encuentra: haga gotear la saliva de los labios: Si va hacia la nariz es que se está boca abajo.
  • Si no puede salir, no haga esfuerzos inútiles, muévase lo menos posible, respire lentamente y atienda la ayuda.

Ante cualquier situación de emergencia contacte con el 1-1-2.

No hay comentarios

Dejar respuesta