UPL propone desviar a los camiones a la Autopista de Astorga

Los leonesistas sacan adelante una PNL en las Cortes por unanimidad para pedir al Ministerio de Fomento que la AP-71 forme parte del plan de desvío de tráfico pesado bonificando a los transportistas por su uso

El Procurador de la UPL, Luis Mariano Santos, defendió ayer, en la Comisión de Fomento, una Proposición no de ley, en la que planteaba añadir la AP 71 entre Astorga y León, en el próximo plan del Gobierno para desviar parte del tráfico pesado de las carreteras nacionales, aplicando los descuentos correspondientes.

El pasado verano, el Ministerio de Fomento estableció, como medida para desviar el tráfico de grandes camiones de las carreteras más complicadas a las autopistas de peaje, la posibilidad de dejar de circular por las carreteras en los tramos más congestionados y desviar su trayecto hacia las autopistas alternativas, a cambio de un descuento del 50% en el precio del peaje. Ésta medida se llevó a cabo en 6 tramos de carreteras españolas, que sumaban 326 Kilómetros de longitud (entre ellas la autopista del Huerna), con carácter voluntario para los camioneros, desde el 1 de julio hasta el 30 de noviembre, una medida que  ya tiene dotación presupuestaria para el presente ejercicio y es por ello que desde UPL se pide que la AP-71 forme parte del plan para el 2016.

El plan cuyo objetivo consiste en mejorar la seguridad vial y redistribuir los tráficos por las distintas infraestructuras, se adecúa perfectamente a las peculiaridades de la autopista de peaje en sus 37 kilómetros de longitud y que da servicio a uno de los polígonos industriales más grandes de León y favorece conexión de la provincia con Galicia a través del Bierzo.

Para UPL, la experiencia de los últimos años, “se ha demostrado que es una aberración el precio de la autopista de peaje AP-71 León-Astorga, una infraestructura que a nuestro juicio sólo tendrá utilidad cuando la misma deje de ser de pago, como lo demuestra los ratios de intensidad que soporta y el grado de utilización de la misma, que a día de hoy en ínfimo, encontrándose entre las 16 más caras de España, en relación precio y distancia. A pesar de que lo ideal sería su rescate y la eliminación total de los peajes, creemos que hasta que eso se consiga es importante disminuir el tráfico de camiones por la N-120 y desviarlo a la autopista para conseguir que el tráfico por la nacional sea más fluido, que se mejore la seguridad vial y que disminuya la siniestralidad”.

La Proposición no de ley, obtuvo la unanimidad y salió adelante con el voto favorable de todos los grupos de la cámara para exigir al Ministerio de Fomento que la AP 71 forme parte del próximo plan de desvío del tráfico pesado aplicando los correspondientes descuentos para los transportistas.

No hay comentarios

Dejar respuesta