Vertidos 2.000 litros de leche para exigir una solución al sector

Los ganaderos han protagonizado hoy una protesta ante la Delegación de la Junta en León para exigir una solución para una quincena de ganaderos de la montaña leonesa a los que ya no se les recoge la leche desde el 1 de abril

Los ganaderos han venido protagonizando protestas vertiendo la leche que no pueden vender (Foto: Europa Press)

Representantes de las cuatro organizaciones agrarias de la provincia de León, Asaja, Ugal, UCCL y Coag, así como ganaderos de la provincia han protagonizado este miércoles una protesta frente a la Delegación Territorial de la Junta en la capital para exigir una solución para una quincena de ganaderos de la montaña leonesa a quienes nadie les recoge la leche desde el pasado 1 de abril.

Casi 2.000 litros de leche han sido vertidos al suelo para llamar la atención de un problema de un grupo de productores a los que nadie les quiere recoger su leche y que se han visto “abandonados” por las administraciones y, sobre todo, por la Junta de Castilla y León, ha asegurado el secretario general de Asaja, José Antonio Turrado.

“El mercado les echa y no les quieren dar una solución, no tienen medio de subsistencia para sus familias, no tienen perspectivas a medio largo plazo”, ha insistido.

Con esta protesta han querido llamar la atención de la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, para que logre dar una solución a este grupo de ganaderos que se ha quedado sin su medio de vida, ha añadido el representante de Ugal-Upa, Matías Llorente, que ha considerado que existe una “importante discriminación” de la provincia de León con respecto a otras de la Comunidad como Ávila, Salamanca o Palencia.

Además, los sindicalistas han negado que esta situación sea fruto de un problema de oferta y demanda, como aseguran desde la administración, porque se importan en Castilla y León 28.000 toneladas de leche, y el problema reside en recoger a estos ganaderos leoneses apenas 7.500 litros diarios. A nivel nacional, se importan cuatro millones de toneladas.

A este respecto, Llorente se ha preguntado “¿cómo es posible que después de la importación de cuatro millones de toneladas no seamos capaces de vender 7.500 litros diarios?” y ha instado a la Junta a buscar una solución para que los ganaderos de la montaña leonesa puedan seguir con su actividad.

Por un precio justo

Además, esta protesta también ha servido para exigir un precio justo por la leche para todos los ganaderos de la provincia ya que, en estos momentos, muchos productores tienen que vender muy por debajo del coste de producción, incluso a 0,18 euros el litro, lo que está llevando a la quiebra a multitud de explotaciones.

Los sindicalistas han advertido de que si no se llega a una solución de forma rápida, el viernes realizarán una nueva protesta y continuarán con las movilizaciones hasta que la Junta dé respuesta a este problema.

No hay comentarios

Dejar respuesta