LeC lamenta que el plan de emprendedores esté “al servicio del empresariado”

Reclaman que León necesita “políticas reales de empleo” y que “altos cargos empresariales abandonen los espacios públicos destinados a nuevas empresas tecnológicas”

Centro de Empresas de Base Tecnológica, conocido como edificio rojo en Eras de Renueva en León

El Instituto Leonés de Desarrollo Económico, Formación y Empleo (ILDEFE), tras la aprobación del presupuesto municipal, pasó a contener una oficina de atracción de inversiones gestionada junto con las dos grandes asociaciones de empresarios de León, la FELE y el CEL. Para León en Común (LeC), en ese momento el ILDEFE “pasó a ser una sucursal de la patronal gracias a la colaboración de Ciudadanos” que, aseguran, “son quienes están gestionando el organismo en su calidad de equipo de gobierno”.

Los Comunes quieren recordar la relación existente entre el partido naranja y el CEL. Se remiten al hecho de que su presidente, José Ángel Crego, iba a ser inicialmente el candidato a la Alcaldía de León por Ciudadanos, y al escándalo sobre la tenencia en nómina del excoordinador provincial de Ciudadanos, Sadat Maraña, por parte de una de las empresas de Crego.

En cuanto a las ayudas al empleo gestionadas por el ILDEFE, León en Común opina que “no es útil en términos de creación de empleo que el ILDEFE, aparte de la formación y los informes habituales, se limite solo a incorporar ayudas al emprendimiento y al emprendimiento social por valor de 2600 y 4000 euros respectivamente, sirviendo solo para que Ciudadanos se cuelgue medallas políticas”.

En el capítulo de propuestas, creen que “León necesita un Plan de Empleo participado por los colectivos de jóvenes, mujeres, mayores y sindicatos, que mucho tienen que decir en una ciudad con más de 11.000 personas desempleadas”. Añaden que, con el planteamiento inicial sobre empleo salido del Ayuntamiento, “los colectivos sociales y sindicales solo podrán formar parte de un consejo consultivo que para nada podrá influir en oficinas como la mencionada y que, por otro lado, tendrá apenas 20.000 euros de presupuesto”. También proponen que el vivero de empresas destinado a emprendedores en el edificio del IFYCEL se traslade al Parque Tecnológico en forma de Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI).

León en Común lanza además una propuesta de economía alterativa para la creación de empleo. En su comunicado, opinan que “las políticas de creación de empleo deben venir orquestadas desde lo público”. Aducen que “las trabajadoras y trabajadores necesitamos que la nueva política económica nos dirija hacia una economía del bienestar y del bien común, en lugar de hacia una economía únicamente productivista que sólo consigue ensanchar las desigualdades y sumirnos más aún en la crisis social en la que estamos inmersos”. Para terminar, consideran “un verdadero engaño que a las personas desempleadas se les se venda la idea de que la solución a su situación es emprender un negocio que, en nuestra ciudad, 3 de cada 4 veces acaba en quiebra, endeudando al emprendedor o emprendedora y empeorando más aun su situación económica personal”.

Por último, critican que los viveros de empresas en el Centro de Empresas de Base Tecnológica (el CEBT, más conocido como el edificio rojo de Eras) y León Oeste, además del mencionado en el IFYCEL, “no van a servir de nada si siguen poniéndose al servicio de empresarios desaprensivos, aprovechados y con demasiadas influencias políticas en el Ayuntamiento como es el caso de José Ángel Crego, quien, a pesar de contar con empresas en países de América latina, lleva años acaparando estos espacios públicos destinados a la creación de nuevas empresas innovadoras para sus negocios de telemárketing”.

No hay comentarios

Dejar respuesta