Eloqventia llega al Auditorio dentro del Ciclo de Músicas Históricas

Llegan con el programa, ‘Cantando al amor: Música en torno al Libro del Buen Amor’, que recoge obras de Alfonso X El Sabio y Carmina Burana, o el Libro Rojo de Montserrat

El concierto ofrecido por Esloqventia será el miércoles a las 20.30 horas

“Día era muy santo de la Pascua Mayor/el sol salía muy claro e de noble color,/los omnes e las aves e toda noble flor,/todos van a resçebir, cantando, al Amor”. Estos versos tomados del capítulo ‘De cómo clérigos y legos y frailes y monjas y dueñas salieron a recibir a Don Amor’ de la magna obra del Arcipreste de Hita, “sirven de introducción a una de las mejores descripciones que conservamos de los instrumentos musicales en el Medievo, tal y como afirman los numerosos investigadores que se han acercado al Libro de Buen Amor desde una perspectiva organológica”. Con este texto del director, Alejandro Villar, comienza el programa que trae al Auditorio Eloqventia.

Son varias las teorías, especialmente heredadas de los estudios que se hicieron en la primera mitad del siglo pasado, que defienden una posible interpretación musical de dicho libro, aunque a día de hoy se considera mucho más acertada la visión de musicólogos como Pepe Rey, que creen ver en las alusiones musicales que aparecen en este libro un sentido más metafórico que literal.

Haciéndose eco de este último punto de vista, Eloqventia ha elaborado un programa en el que el teatro y la música comparten protagonismo, y en el que los versos del Arcipreste van acompañados de las sonoridades de la época, pero sin llegar a utilizar la técnica del contrafactum para añadir música a la poesía de Juan Ruiz.

Tomando como hilo conductor algunos de los pasajes más representativos del ‘Libro de Buen Amor’, presentan una selección de piezas de temática amatoria de la tradición trovadoresca occidental, que fue la principal fuente de inspiración para el autor. Incluimos además algún ejemplo del rico patrimonio musical de devoción mariana con el que contamos en la Península, como Los set gotxs e Inperayritz de la ciutat joyosa del Llibre vermell de Montserrat, códice imprescindible de la música española del siglo XIV.

El programa también realiza guiños cómicos con cierta irreverencia goliardesca, aprovechando para ello la cantiga galaicoportuguesa de escarnio Non quer’eu donzela fea del corpus de Alfonso X el Sabio, y la pieza Tempus est iocundum del famoso Carmina Burana. Por otro lado, prestan la atención debida al resto de músicas que sonaban por entonces en los reinos cristianos peninsulares.

La poesía del Arcipreste refleja claramente el crisol cultural característico de la España de la época, lo que obliga a incluir obras de la tradición sefardí y andalusí sin olvidar, sobre todo, de la canción Calvi Arabi que aparece expresamente mencionada en el Libro de Buen Amor. Para completar el programa, Eloqventia interpreta tres danzas procedentes del códice italiano 29987 del Museo Británico de Londres, que alberga la colección más importante de música instrumental del Trecento; y estrenan una muwassaha recogida en la antología andalusí que el etnomusicólogo Salim Al-Hilû publicó en Beirut en 1965.

“Está claro –dice Alejandro Villar- que el Arcipreste era un gran conocedor del arte musical y no es descartable que incluso hubiera llegado a ser intérprete pues “sabe los estrumentos e todas juglarías”. Por ese motivo, hemos decidido retroceder en el tiempo hasta el siglo XIV, para que sea el propio Juan Ruiz en persona el que nos presente su obra y nos acompañe en este recorrido por las maravillosas músicas tardomedievales. ¡Estáis todos invitados!”…

No hay comentarios

Dejar respuesta