La Ponferradina ejerce de convidado de piedra en la fiesta del Oviedo

Mal partido de la Deportiva, que no llegó a tirar entre los tres palos ante un Real Oviedo netamente superior de principio a fin que venció 3-0 en el día que celebra su 90 aniversario

El berciano Borja Valle fue uno de los peligros del Oviedo ante la Ponferradina (Foto: La Liga)

Llegaban la Ponferradina y el Real Oviedo en trayectorias opuestas al partido de esta jornada, con los bercianos en línea ascendente y los asturianos acumulando derrotas, pero finalmente sobre el césped se vio todo lo contrario, con un Oviedo que dominó de principio a fin y una Deportiva que se limitó a defender, sin llegar a rematar entre los tres palos, y que se fue del Carlos Tartiere con un 3-0 en contra que bien pudo haber sido un resultado más abultado. Mal partido de los blanquiazules, que en ningún momento dieron sensación de poder plantar cara a un Real Oviedo que celebró su 90 aniversario reconciliándose con su afición y reenganchándose a la lucha por el ascenso, mientras la Ponferradina mira de reojo a la zona de descenso, que puede volver a acercarse.

El partido comenzaba con un Real Oviedo decidido a acabar con su mala racha, monopolizando la posesión y rondando siempre el área de Dinu Moldovan ante una Ponferradina que esperaba metida atrás, tratando de frenar este empuje local de inicio.

Las primeras ocasiones no tardaban en llegar, con Susaeta enviando un balón a la madera, o Toché rondando el gol con un disparo que salvó Raíllo lanzándose providencial al cruce. Sufrían los bercianos, que finalmente iban a encajar el primer gol al cuarto de hora de partido, tras una rápida contra de los asturianos, que acababa con balón a banda izquierda para Borja Valle, cuyo centro llegaba a Susaeta, que dejaba atrás para que Toché no perdonara en su remate, haciendo un 1-0 que ponía justicia.

Hasta ese momento, la Deportiva no había existido sobre el césped del Carlos Tartiere, muy timorata en su planteamiento, lo que había terminado pagando. Verse por detrás en el marcador obligó a estirarse al equipo de Fabri, que empezó a tocar algo más el balón, aunque mostrando muy poco en ataque. El partido entraba en una fase con la posesión más compartida entre ambos equipos, pero las ocasiones seguían siendo del Oviedo, teniendo muy cerca el segundo gol el berciano Borja Valle, que mandó su disparo alto por poco.

No terminaba de encontrarse a gusto la Ponferradina, que dejaba pasar los minutos esperando el descanso, pero que cerca de ese intermedio iba a ver como llegaba el segundo tanto local, tras rematar David Fernández de manera impecable un saque de esquina, en un fallo de marcaje de los bercianos que costaba el 2-0. De ahí al descanso volvió a desaparecer la Deportiva, que se limitaba a defender, sin mostrar atisbos de reacción, en una primera parte para olvidar que ponía las cosas muy cuesta arriba.

En la segunda parte buscó Fabri una reacción introduciendo a Jonathan Ruiz y Jebor por Basha y Álvaro Antón, pero el equipo siguió sin dar muestras de poder hacer frente al Real Oviedo, que sin llegar a poner la intensidad de la primera mitad, seguía llegando con mucho peligro, teniendo Koné dos opciones muy claras en los primeros minutos, al igual que Susaeta, que fue el mejor del partido, con un tiro cruzado.

La Deportiva sufría una alarmante falta de ideas en ataque, y no fue hasta pasado el minuto sesenta que hizo su primer lanzamiento, con una falta directa de Casado que se iba alta. Poco después volvía a tener una buena opción, tras presionar al meta local Miño, cuyo despeje impactaba en el punta liberiano, yéndose el balón por línea de fondo.

Ese fue todo el bagaje ofensivo de la Deportiva, que poco después veía como llegaba la sentencia, tras una jugada de Susaeta por banda derecha, que acababa con centro al área y remate de Toché llegando al segundo palo para hacer el 3-0 y finiquitar el partido.

Pese a estar todo decidido, no se conformó el equipo asturiano, que siguió creando peligro, con un Toché que fue una pesadilla toda la noche para la defensa berciana, teniendo dos buenas opciones para completar su triplete, pero sin puntería para definir en esas ocasiones, al igual que David Fernández, que volvía a tener otra opción en una jugada a balón parado, o que Erice, que tras un rechace en un córner conectaba un buen disparo que se iba al larguero.

La Ponferradina ya solo  esperaba el final del partido, pero este iba a llegar con una sorpresa negativa para los blanquiazules, ya que en el último minuto, el árbitro mostraba la tarjeta roja directa a Berrocal probablemente por insultarle, dejando a la Deportiva con uno menos y al punta cordobés sin estar disponible para el próximo choque en El Toralín ante la Llagostera, partido en el que los bercianos deben hacer olvidar la mala imagen de este 3-0 sufrido ante el Real Oviedo.

Real Oviedo – 3: Miño, Fernández, Héctor Verdés, David Fernández, Peña, Susaeta, Míchel (Edu Bedia, 72´), Erice, Borja Valle (Hervías, 66´), Koné, Toché (Linares, 78´).

S.D. Ponferradina – 0: Dinu Moldovan, Seoane, Lolo Pavón, Raíllo, Casado, Alán Baró, Basha (Jonathan Ruiz, 46´), Acorán (Khomchenovsky, 63´), Caiado, Álvaro Antón (Jebor, 46´), Berrocal.

Goles: 1-0 Toché (17´); 2-0 David Fernández (36´); 3-0 Toché (66´).

Árbitro: Pizarro Gómez, del Colegio Madrileño; mostró tarjetas amarillas a Edu Bedia por el Real Oviedo; y a Casado, Khomchenovsky, Caiado y Raíllo por la Ponferradina. Expulsó con tarjeta roja directa a Berrocal (89´) de la Ponferradina.

Incidencias: Partido de la jornada 31 del Campeonato Nacional de Liga en Segunda División disputado en el estadio Carlos Tartiere de Oviedo ante 19.511 espectadores.

No hay comentarios

Dejar respuesta