El Auditorio acoge el concierto de la JOL con Portugheis y Greco

La Joven Orquesta Leonesa actuará junto a los pianistas Alberto Portugheis y Stefano Greco presentando el CD grabado el pasado mes de enero de 2015

La JOL presentará el CD grabado el pasado mes de enero de 2015

El Auditorio ‘Ciudad de León’ acogerá este viernes, 25 de marzo, a las 20.30 horas el concierto de la Joven Orquesta de León (JOL) con los pianistas Alberto Portugheis y Stefano Greco, que presentarán el CD grabado en enero de 2015.

Las entradas para el concierto están a la venta en el Auditorio Ciudad de León por 10 euros, 5 euros para los socios de la JOL. Además, se podrá adquirir el CD en el hall de Auditorio este viernes por 15 euros, según han informado a Europa Press fuentes de Ayuntamiento de León.

El programa estará formado por un Concierto para dos pianos en do Mayor BWV 1061, de J.S.Bach; el ‘Intermezzi op. 12’, de George Enescu; ‘La oración del torero’ de Joaquín Turina, y la ‘Sinfonía Concertante’ de D. Lipatti.

La ‘Camerata JOL’ se formó a partir de la Joven Orquesta Leonesa en octubre de 2014 con la finalidad de abarcar un repertorio “solo para cuerda frotada” y dar otra oportunidad más a estos jóvenes instrumentistas de “trabajar juntos y elevar su nivel de formación”. En este momento está compuesta por 18 miembros de la JOL dirigidos por David de la Varga.

Por su parte, Alberto Portugheis es un pianista argentino y maestro. Nació en La Plata, pero ahora vive en Londres. Sus padres procedían de familias judías. Varios miembros de la familia de Alberto Portugheis murieron en las dos guerras mundiales.

Su padre, Simon Portugheis, era un rumano de origen portugués, de ahí el nombre de la familia. Su lado de la familia había llegado a la Argentina de Rumania justo antes de la Segunda Guerra Mundial. Históricamente, los antepasados en el lado de su padre de la familia habían vivido en Holanda y Portugal.

A través de sus matrimonios, Alberto Portugheis tiene parientes polacos, lituanos, israelitas, brasileños y americanos. Por lo tanto, se crió en una familia que era una mezcla de diferentes nacionalidades y orígenes.

Desde su primera infancia, mostró un talento y un gran interés por la música. Portugheis luego estudió durante cinco años con Vicente Scaramuzza, antes de pasar al Conservatorio de Ginebra, donde fue seleccionado por primera vez por la Universidad Argentina como representante en Alemania.

Por su parte, Stefano Greco es un artista “polifacético y visionario”. Comienza a partir de una lectura filológica de las partituras musicales y expresa la “libertad creativa” mediante la interpretación de “los elementos no codificados”.

Greco es especialista en la música de Bach, por lo que ha sido invitado a interpretar su música en las salas de conciertos “más prestigiosas” y en acontecimientos históricos como el Festival de Castleton.

No hay comentarios

Dejar respuesta