San Andrés y Somacyl abordan la renovación del alumbrado público

La alcaldesa y los concejales de Urbanismo y Medio Ambiente tratan con el consejero delegado de Somacyl los principales aspectos del proyecto

El consejero delegado de Somacyl ha estado hoy en San Andrés

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo y la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl) han mantenido una primera toma de contacto de cara a la futura renovación del alumbrado público del municipio para lograr una mayor eficiencia energética.

La alcaldesa, María Eugenia Gancedo; el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Flórez; y el edil de Medio Ambiente, Francisco J. Gómez, han mantenido un encuentro con el consejero delegado de Somacyl, José Manuel Jiménez, así como con técnicos de eficiencia energética y control de proyectos de la empresa pública con el objetivo de abordar la propuesta general del proyecto.

La intención de la Junta de Castilla y León es que San Andrés pueda beneficiarse de una actuación que ya se ha llevado a cabo en otros ayuntamientos de la provincia y que permitirá, por un lado, aumentar el ahorro eléctrico y, por el otro, disminuir las emisiones de CO2.

Así, la reunión ha servido para abordar el trámite administrativo a seguir cuando Somacyl tenga todos los datos necesarios para realizar los estudios pertinentes sobre la instalación de bombillas led en calles y espacios públicos del municipio.

Al margen de las aportaciones que realizaron los propios técnicos “in situ”, el Ayuntamiento trasladó a la sociedad pública el gasto medio anual en alumbrado, que se sitúa en torno a los 400.000 euros; una cantidad que se vería notablemente reducida.

Red de calor con los colegios como prioridad

Por otro lado, se dio traslado a los representantes de Somacyl de un plano con la ubicación de todas las instalaciones municipales para que puedan realizar un estudio previo que contemple la solución más beneficiosa de cara a la instalación de una red de calor.

Así, se tendrá que decidir entre la ejecución de una actuación individual en cada uno de los edificios, o la puesta en marcha de un conjunto de redes que trasladen de uno a otro el calor generado por la biomasa, aprovechando la proximidad que existe entre los mismos.

En todo caso, el proyecto fija como prioridad los colegios públicos, que serán los primeros en beneficiarse de esta iniciativa.

“Queremos agradecer al consejero de Fomento, el señor Quiñones, esta posibilidad que nos ha dado a través de la empresa pública Somacyl de poder renovar el alumbrado público para mejorar la eficiencia energética y hacer una serie de actuaciones  en la red de calor, con los colegios educativos como prioridad”, ha valorado al respecto María Eugenia Gancedo.

No hay comentarios

Dejar respuesta