La Ponferradina afronta un partido de siete puntos ante el Huesca

Duelo directo por la permanencia este domingo en El Toralín, donde la Deportiva espera consolidar la mejora vista tras la victoria ante el Numancia

La Deportiva parece haber superado el bache, pero no quiere confianzas

La Ponferradina afronta mañana en El Toralín un partido ante el Huesca que puede valer siete puntos al ser rivales directos en la lucha por la permanencia y estar en juego también un punto más en función de los resultados en ambos campos en caso de empate en la clasificación.

A pesar de ello, el técnico local, “Fabri” González, ha restado dramatismo al choque y le ha quitado el calificativo de “final” que le habían puesto alguno de sus jugadores a lo largo de la semana.

Sin embargo, en función del resultado que se produzca en el encuentro de hoy entre el Elche y Almería, los bercianos podrían iniciar mañana el partido en posiciones de descenso, por primera vez en la actual temporada.

Los locales han recuperado efectivos tras la vuelta del delantero Luka Djordjevic y el centrocampista Jonathan Ruiz, con lo que tan solo son seguras dos bajas por lesión, la del guardameta Roberto Santamaría y el delantero Pablo Infante, con la incertidumbre del centrocampista Álvaro Antón, que sufrió una fractura de tabique nasal que puede obligarle a llevar máscara protectora.

El entrenador ponferradino ha escondido el posible once inicial que presentará ante el equipo oscense, al que podría adelantar en la clasificación si logra el triunfo, con dudas principalmente en el centro del campo, ya que en portería, defensa y delantera, todo parece más claro, manteniendo los jugadores de las dos últimas jornadas.

De esta forma, en defensa se mantendrá el cuarteto que va camino de afianzarse, al igual que Moldovan en la portería al seguir recuperándose Santamaría y en las posiciones más adelantadas parece que le ha convencido a González la pareja formada por Aguza, como falso delantero, junto con Berrocal como jugador en punta.

Tal y como ya ocurrió en el último encuentro en casa de la Ponferradina ante el Numancia, el consejo de administración ha tomado la medida de buscar el mayo apoyo de los aficionados y por ello se han entregado invitaciones a cada abonado -retirándose cerca de 2.000-, con lo que las gradas de El Toralín presentarán un gran aspecto.

No hay comentarios

Dejar respuesta