Infructuosa búsqueda de la mujer y su bebé desaparecidos hace 30 años

La búsqueda se está produciendo en la localidad de Matadeón de los Oteros tras ser reactivada por una denuncia de un familiar de la mujer en un juzgado de Gijón

La Unidad Militar de Emergencias (UME) y la Policía Nacional durante las labores de búsqueda de los cuerpos de una mujer y su hija desaparecidas hace 30 años, hoy en la localidad leonesa de Matadedeón de los Oteros. EFE/J.Casares

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía y personal de la Unidad Militar de Emergencias (UME) han excavado hoy en un solar de la localidad leonesa de Matadeón de los Oteros para buscar, sin éxito, los cuerpos de la mujer y de su bebé desaparecidos desde hace treinta años.

La búsqueda se ha centrado en los terrenos que ocupaban la antigua vivienda en la que vivió Teresa, la mujer desaparecida en 1986 con su entonces pareja, un portugués de nombre Manuel que en la actualidad reside en su país.

La búsqueda ha comenzado a primera hora de la mañana en el interior de una bodega subterránea que había bajo la vivienda, donde no se han localizado los restos, por lo que se ha extendido a otras zonas del solar.

El alcalde del municipio, Miguel Ángel Lozano, ha explicado a Efe que los trabajos están concluyendo sin que haya hallado indicio alguno de la mujer y de su hija recién nacida, y ha destacado que se han llevado a cabo de una forma muy cuidadosa.

La búsqueda se ha activado por orden de un juzgado de Gijón después de que un familiar de la mujer presentara una denuncia.

En el operativo han participado desde las 8:30 horas de hoy casi medio centenar de miembros de la UME que han rastreado el solar donde se levantaba la casa en la que vivió la mujer desaparecida, derribada en 1997.

La búsqueda se ha centrado en la zona del solar donde se encontraba una trampilla que camuflaba una bodega subterránea de la vivienda, donde, según la denuncia presentada en Gijón, podrían haber sido enterrados los cuerpos de la mujer y de su bebé recién nacido.

El Ayuntamiento ordenó en 1997 el derribo de la casa debido al estado de abandono que presentaba.

Los trabajos están siendo dirigidos por agentes del Cuerpo Nacional de Policía desplazados desde Gijón, ya que el caso fue reabierto después de que la titular del juzgado de instrucción número 4 de la ciudad asturiana, Ana López Pandiella, lo ordenara ante la denuncia presentada por el hermano de la desaparecida.

Antes de desaparecer en 1986, Teresa logró tirar un papel por la ventana al patio de la vecina en el que pedía ayuda y alertaba de que se encontraba retenida contra su voluntad dentro de la casa, de apenas cincuenta metros cuadrados.

La vecina denunció los hechos ante la Guardia Civil, varios de cuyos agentes se presentaron en la vivienda y detuvieron el que entonces era la pareja de la mujer.

No obstante, tras este incidente volvieron a vivir juntos en la misma casa y pocos meses después desaparecieron del pueblo sin que se haya vuelto a tener noticia del paradero de la mujer.

4 Comentarios

  1. Hay estudios contrastados que señalan lo que muchas personas sabemos: que hay ciertas mujeres, y no una ni dos, que tienen Caída por los hombres rudos y violentos. Y con eso no estoy haciendo apología del machismo ni de su violencia. Al contrario. Y este debe ser castigado severamente. Pero parte de la educación de las jóvenes debe ir encaminada a advertir ese peligro y rechazar a los agresivos. No a fascinarse por ellos

Dejar respuesta