El Ademar no quiere sorpresas en la vuelta de Copa en Benidorm

Los leoneses viajan con la eliminatoria encarrilada después del 33-21 de la ida, pero quieren evitar confianzas para que Benidorm no se venga arriba y crea en la remontada

Huerta fue uno de los destacados en la ida desde el extremo

El Abanca Ademar afronta este sábado a partir de las 18:30 la resolución de la eliminatoria de cuartos de final de Copa del Rey visitando a Balonmano Benidorm, en un duelo que está encarrilado tras el 33-21 de la ida el pasado miércoles en León, pero en el que los leoneses no quieren confianzas, para evitar así sorpresas desagradables. Por ello, la consigna es salir con la máxima intensidad para no dar opción a que Benidorm pueda venirse arriba y creer en una posible remontada, pese a la complejidad de esa misión. Si Ademar lo logra y hace buena su condición de favorito, podrá acceder por primera vez a una final a cuatro de la Copa desde el cambio de formato en la competición, logrando por tanto uno de los objetivos marcados en esta temporada.

Los de Rafa Guijosa viajan además con la buena noticia de la incorporación de Mario López a la dinámica del grupo, después de que los trámites burocráticos para darle de alta tras su lesión se hayan solucionado, por lo que el extremo leonés podrá empezar a tener minutos para alcanzar el nivel físico del resto de su compañeros, una buena noticia que contrarresta la preocupación por Acacio, que el miércoles recibía un golpe en la mano que se había lesionado en diciembre, necesitando reposo y tratamiento por esa contusión, por lo que no ha viajado a Benidorm.

El resto de la plantilla está en perfectas condiciones, y con la moral alta tras las buenas actuaciones de los dos últimos partidos, donde la defensa y la portería han rallado a gran altura, permitiendo hacer el juego que tanto le gusta al equipo, de robar y hacer transiciones rápidas. En el ataque posicional también se ha visto una cierta mejoría, siendo el duelo de Benidorm una nueva oportunidad para evaluar esa mejora, ya que de nuevo el equipo tendrá en Zildzic el único central puro.

Enfrente estará un Benidorm herido en su orgullo por la amplia derrota sufrida en León. Los de Fernando Latorre querrán resarcirse de ese mal resultado y lograr al menos la victoria, sabedores de que una remontada en la eliminatoria es prácticamente imposible, aunque si logran abrir diferencias desde el inicio, podrían llevar el nerviosismo al Ademar, por lo que no quieren renunciar a nada. Para ello, tratarán de mejorar su nivel en ataque, ya que en León no pudieron superar el entramado defensivo ademarista, y si a ello le suman una mejora en la aportación de su portería, serán las armas que traten de utilizar para llevarse la victoria.

No hay comentarios

Dejar respuesta