La ULE presenta mañana el laboratorio de investigación en ciberseguridad

El Rector, José Ángel Hermida, y el Director del INCIBE, Miguel Rego, asistirán a la inauguración a las 12:15 horas en el edificio MIC del Campus de Vegazana

El edificio Módulo de Investigación Cibernética (MIC) albergará la presentación

La Universidad de León (ULe) presentará mañana viernes a las 12:15 horas el Laboratorio de Investigación en Ciberseguridad de Infraestructuras Críticas (CIClab) ubicado en el edificio Módulo de Investigación Cibernética (MIC), frente a la Escuela de Ingenierías Industrial e Informática en el Campus de Vegazana. La inauguración oficial contará con la presencia de José Angel Hermida, Rector de la ULe, Miguel Rego, Director General del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), y Manuel Domínguez, director del Grupo de Investigación en Supervisión, Control y Automatización de Procesos Industriales (SUPPRESS), grupo encargado del desarrollo y creación del Laboratorio que se inaugura mañana.

El objetivo de la puesta en marcha de este laboratorio es la investigación en el ámbito de la ciberseguridad en infraestructuras críticas en cuatro áreas: los sistemas de control y supervisión industrial, los sistemas de gestión de grandes edificios, el control y supervisión de energía eléctrica y las redes de sensores de las ‘smart cities’. Las infraestructuras críticas son aquellas que proporcionan servicios esenciales a la sociedad (hospitales, suministros de energía, transporte…), cuyo funcionamiento es indispensable y no permite soluciones alternativas, por lo que su destrucción tendría un grave impacto sobre los servicios esenciales.

El Centro Nacional de Protección de Infraestructuras Críticas (CNPIC), dependiente del Ministerio del Interior, detalla que hasta la actualidad las infraestructuras “nunca han sido tan importantes y trascendentales para el normal funcionamiento de los servicios para la población y de los principales sistemas de producción como lo son ahora. No hay actividad humana en nuestras sociedades que no se encuentre vinculada o dependa, de algún sector estratégico”. Sectores que la normativa española agrupa en: administración, agua, alimentación, energía, espacio, industria química, espacio, industria nuclear, instalaciones de investigación, salud, sistema financiero, tecnologías de la información y las comunicaciones y transporte.

“Las infraestructuras críticas mantienen en funcionamiento sectores críticos del país como la energía, el transporte, etc., pero fueron a menudo diseñadas para operar como sistemas aislados y no conectados en red”, explica Manuel Domínguez, director del Grupo de Investigación SUPPRESS, al tiempo que incide en el hecho que con los avances de las tecnologías de la información, “se ha expuesto a estos sistemas a una serie de amenazas para las que no están preparados y que los hacen vulnerables a ataques maliciosos. Por eso es una materia de máxima prioridad para evitar incidentes que ocasionen graves pérdidas económicas, comprometan la seguridad de las personas o causen desastres medioambientales”.

El Grupo de investigación SUPPRESS de la Universidad de León (ULe) solicitó en el año 2014, una infraestructura de investigación, en el Subprograma Estatal de Infraestructuras Científicas y Técnicas y de Equipamiento, en el marco Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016. Dicha infraestructura fue aprobada por el Ministerio de Economía y Competitividad en noviembre de 2014 y dotada con un presupuesto de 270.000 €, dos tercios de su coste total final. Durante el año 2015 se ha procedido a la adquisición, implantación y puesta en marcha del equipamiento tecnológico.

El Laboratorio de Investigación en Ciberseguridad de Infraestructuras Críticas cuenta con tecnologías industriales complejas, y sistemas de control y equipos reales aplicables al ámbito de las infraestructuras críticas. “Su diseño está orientado a permitir flexibilidad en cuanto a la creación de diferentes configuraciones que simulen situaciones reales en los sistemas de control de estas infraestructuras, y para ello, contamos con diversas tecnologías alternativas para cada nivel de automatización de los sistemas de control industrial, de la energía y de edificios”, explica Manuel Domínguez, director del Grupo de Investigación.

Las aplicaciones esperadas del citado laboratorio son la investigación, la evaluación de tecnologías y la formación práctica. Además, también tiene como objetivo dar servicio a otros organismos y empresas, a través de los acuerdos que ha realizado con el INCIBE y con la Red Nacional de Laboratorios Industriales, a la que pertenece desde su creación.

No hay comentarios

Dejar respuesta