Muere tiroteada Porma, una de las cigüeñas leonesas con GPS

La organización Seo Bird Life ha informado que una de las cigüeñas tiroteadas a finales de febrero portaba un emisor GPS del programa 'Migra'

Varias cigüeñas blancas fueron tiroteadas a finales de febrero en Vegas del Condado

La organización Seo Bird Life ha informado hoy de que una de las cigüeñas blancas que murieron tiroteadas a finales del pasado febrero en el municipio leonés de Vegas del Condado portaba un emisor gps, dentro del programa de estudio de migraciones de aves “Migra”.

Le habían puesto el nombre de ‘Porma’ y era una hembra marcada el 31 de mayo de 2013 en Barrio de Nuestra Señora, en el municipio de Santa Colomba de Curueño y llevaba tres años invernando en Cádiz y Sevilla, ha recordado hoy la organización conservacionista en un comunicado.

Su nombre se debe al río “Porma”, uno de los que atraviesa la localidad leonesa y fue marcada gracias a la colaboración de Grupo Ibérico de Anillamiento GIA-León y con la financiación de la organización suiza Storch Schweiz.

Llevaba en su espalda, como si de una mochila se tratase, un emisor data logger GPS-GSM que enviaba diariamente, vía móvil, su posición.

Con más de 43.000 localizaciones obtenidas desde que se marcó, la organización ha podido conocer sus viajes y movimientos en los últimos tres años.

Esta cigüeña no se iba a invernar a África, sino que pasaba los meses más fríos del año en el sur de la Península Ibérica, a 720 kilómetros de su nido, concretamente en el suroeste de Cádiz y en el sur de Sevilla, ha explicado la SEO.

Se alimentaba en las marismas de Benalup-Casas Viejas, en las marismas de Doñana, y en los vertederos de Dos Hermanas y Medina Sidonia y cada primavera regresaba a su nido en el valle del Curueño donde criaba con éxito, hasta este año.

Seo Bird Life ha afirmado que tras conocer por los medios de comunicación la matanza de al menos seis parejas de cigüeñas a tiros a finales de febrero, confirmaron que una de las aves muertas era “Porma”, que ha sido encontrada sin vida en su nido con numerosos orificios en su cuerpo causados por los perdigones del disparo.

“Hasta el emisor ha sufrido las graves consecuencias de los disparos a quemarropa, y muestra varios perdigones alojados en su carcasa”, han señalado desde la organización.

Los agentes medioambientales se han llevado el cadáver a la Universidad de León para su necropsia, han concretado.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil investiga desde finales de febrero el hallazgo de seis parejas de cigüeñas muertas a tiros en sus nidos en la carretera CL-624, entre las localidades de Vegas del Condado y Devesa del Curueño, en León.

Las primeras investigaciones apuntan a que los hechos se cometieron el 20 de febrero, al parecer por varias personas y mediante escopetas de perdigones.

No hay comentarios

Dejar respuesta