Las acusaciones recurren la libertad de Raquel Gago

Gago permanece en libertad provisional bajo fianza de 30.000 euros desde el pasado viernes

La policía local Raquel Gago, durante la celebración del juicio por el asesinato de Isabel Carrasco EFE/J.Casares ***POOL***

La fiscalía y las acusaciones particulares y popular han recurrido la libertad provisional de la agente de la policía local Raquel Gago, una de las tres culpables del asesinato de la presidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco según determinó el veredicto del jurado.

Gago permanece en libertad provisional bajo fianza de 30.000 euros, según resolvió el pasado viernes un tribunal colegido de la sección tercera de la Audiencia de León.

No tendrá que ingresar en la cárcel hasta que se resuelvan todos los recursos que su abogado, Fermín Guerrero, ha anunciado que interpondrá a la sentencia, que se conocerá en los próximos días, o hasta un nuevo pronunciamiento de la Audiencia de León.

Sobre el tiempo que podrá permanecer en libertad la resolución no estableció un plazo concreto y precisa que, como cualquier medida cautelar de libertad o prisión provisionales, puede ser modificada en un sentido u otro antes de dicha firmeza.

El tribunal desestimó así la petición de la Fiscalía y de las acusaciones particulares y popular de ingreso en prisión, si bien, en razón al incremento del riesgo de fuga, le fijó una fianza de 30.000 euros, además de los 10.000 depositados cuando abandonó la prisión en libertad condicional el 29 de enero de 2015.

El recurso ha sido presentado por la letrada Beatriz Llamas, que representa a la hija de la víctima, y al mismo se han adherido la fiscalía y el resto de acusaciones.

Recuerda el veredicto de culpabilidad y considera “plenamente justificado” su ingreso en prisión por la gravedad de los delitos de los que es responsable, así como de la condena que se impondrá.

Al respecto, precisa que la pena obligatoriamente tendrá que ajustarse al veredicto del jurado y podría llagar hasta los quince años que solicita la fiscalía.

Raquel Gago, de 42 años, es la única de la tres acusadas por el crimen de la dirigente del PP que permanece en libertad provisional.

El jurado del juicio por el crimen de la presidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco declaró el pasado 20 de febrero culpables de asesinato, atentado a la autoridad y tenencia ilícita de armas a la autora confesa de los disparos Montserrat González, a su hija, Triana Martínez, y a Raquel Gago.

El fiscal del caso reclamó 22 años de cárcel para Montserrat González y para su hija, 19 por el asesinato en concurso ideal con un delito de atentado a la autoridad y tres más por tenencia ilícita de armas.

En el caso de Gago, el fiscal rebajó la petición de pena a 12 años por asesinato y atentado y 3 por tenencia ilícita de armas, ya que ha tenido en cuenta alguna de las atenuantes planteadas por su defensa.

El fiscal pide siete años menos de prisión para Raquel Gago que para las otras dos acusadas por el delito de asesinato al considerar probada su participación aunque de forma “no esencial”.

Isabel Carrasco murió a las cinco y cuarto de la tarde del 12 de mayo de 2014 tras recibir tres disparos cuando atravesaba una pasarela peatonal sobre el río Bernesga para dirigirse a la sede del PP en el Paseo de Salamanca.

No hay comentarios

Dejar respuesta