San Andrés aprueba una ordenanza para prevenir actuaciones antisociales

El texto elaborado por la concejalía de Medio Ambiente tomó como referencia la ordenanza de la Federación Española de Municipios y Provincias

El Ayuntamiento de San Andrés celebró hoy sesión ordinaria de su Pleno

El Pleno del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha aprobado de forma inicial la “Ordenanza Municipal Sobre Protección de la Convivencia Ciudadana y Prevención de Actuaciones Antisociales”, que tiene por objetivo contribuir a la reducción de comportamientos incívicos.

La iniciativa ha contado con el voto a favor del equipo de Gobierno (PSOE-PAL) y la Unión del Pueblo Leonés (UPL), la abstención del Partido Popular (PP) y Ciudadanos (C´s); y el voto en contra de Izquierda Unida (IU).

La concejalía de Coordinación de Servicios Generales y Medio Ambiente es la impulsora de esta ordenanza que llega después de que el municipio haya sufrido en los últimos meses varios actos vandálicos, como el grave deterioro de parques, la quema de contenedores de residuos sólidos o la contaminación de espacios públicos por el depósito irregular de basuras.

El documento se basa en el texto que sobre este asunto elaboró la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), considerada como una guía a seguir por los ayuntamientos,  y toma como referencia las que ya están en vigor en ciudades como Valladolid, Gijón, Motril,  Santander o Salamanca.

Así consta en el informe del técnico encargado de la redacción de la ordenanza, quien detalla que esta “no puede ser un copia y pega” de la elaborada la pasada legislatura, como denunció públicamente el Partido Popular.

En su discurso durante la sesión plenaria, el concejal responsable del área, Francisco J. Gómez, ha lamentado que se haya puesto en cuestión el trabajo de este empleado municipal y ha subrayado que la ordenanza redactada por el PP, que no llegó a aprobarse, sancionaba prácticas como la mendicidad en la vía pública o la colocación, por parte de los establecimientos de la hostelería, “de una simple pizarra anunciando el menú del día”.

Del mismo modo, Gómez ha insistido en que este documento responde únicamente a las centenares de quejas de la ciudadanía que se registran en el Ayuntamiento “con motivo de las actuaciones incívicas”.

Tras su aprobación inicial,  se abre un periodo de exposición pública de 30 días en el que se pueden hacer alegaciones.

“Este es un borrador sobre el que espero recibir las propuestas de los grupos de la oposición para enriquecerlo y finalizar con un texto normativo que dé respuesta al gran problema que comportan los comportamientos  vandálicos e impropios en una sociedad civilizada”, ha manifestado al respecto el concejal.

No hay comentarios

Dejar respuesta