El jurado no cree probado que Montserrat sufra trastorno mental

Los informes psiquiátricos presentados durante el juicio por acusación y defensa discrepaban sobre el estado de salud mental de la asesina confesa

En la imagen, Montserrat González, hoy tras su llegada a la lectura del veredicto por parte del jurado. EFE/J. Casares ***POOL***

El jurado del juicio por el crimen de la presidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco ha considerado como un hecho “no probado” que su asesina confesa, Montserrat González, sufra algún tipo de enfermedad mental, tal y como sostiene un informe psiquiátrico encargado por su defensa como prueba.

Así lo ha manifestado el jurado en la respuesta a la pregunta que le trasladó el presidente del tribunal, Carlos Álvarez, sobre el estado de la salud mental de esta acusada.

Los dos informes psiquiátricos expuestos el pasado 11 febrero en el juicio por este crimen discrepaban abiertamente sobre el estado de la salud mental Montserrat González.

Mientras el informe de imputabilidad, realizado por encargo de la jueza instructora, sostiene que Montserrat no sufre trastorno mental alguno y es consciente de sus actos, un perito de la defensa, el psiquiatra Javier Ladrón de Guevara, afirmó que padece un trastorno de ideas delirantes persistente, “un tipo de paranoia”.

El informe público concluía que Montserrat que no sufre trastorno delirante alguno y que es una persona “dominante, dogmática, con tendencia a la manipulación y escasa capacidad para empatizar fuera de su círculo familiar más íntimo” y que “no tenía anuladas sus capacidades cognitivas” cuando mató a Isabel Carrasco.

Por el contrario, el perito de la defensa aseguró que sufre un trastorno de ideas delirantes persistente, que definió como “un tipo de paranoia”, y recalcó que, pese a los hechos reconocidos, “no es una persona agresiva”.

Precisó que “su patología le llevaba a tener la convicción de que Isabel Carrasco estaba haciendo una persecución implacable a su hija y entonces fue cuando actuó”.

“Estoy convencido de que hasta el día que se muera Montserrat pensará que hizo lo que tenía que hacer y que está plenamente justificado”, afirmó el psiquiatra, quien aconsejó que se haga un seguimiento de su patología a lo largo de su vida para evitar que pueda ser una persona “peligrosa”.

El hecho de que el jurado no haya considerado probada la enfermedad mental de la asesina confesa de Isabel Carrasco es clave a la hora de que el tribunal dicte sentencia, ya que no se podrá tener en cuenta la atenuante de enajenación mental cuando sucedieron los hechos como reclama la defensa y, en base a ello, se redujera la pena de los 22 años que pide el fiscal a 4 años y 6 meses.

El jurado popular ha declarado hoy culpables de asesinato en concurso ideal con un delito de atentado a la autoridad y tenencia ilícita de armas tanto a Montserrat González, como a su hija, Triana Martínez, y a la policía local Raquel Gago.

Tras la lectura del veredicto de culpabilidad, el fiscal del caso, Emilio Fernández, ha reclamado 22 años de cárcel para Montserrat González y para su hija 19 por el asesinato en concurso ideal con un delito de atentado a la autoridad y 3 por tenencia ilícita de armas.

En el caso de Raquel Gago, el fiscal ha rebajado la petición de pena a 12 años por los mismos delitos, aunque ha tenido en cuenta alguna de las atenuantes planteadas por su defensa.

No hay comentarios

Dejar respuesta