Fermín Guerrero tiene 10 días para justificar su ausencia del juicio

El abogado de Raquel Gago en el juicio por el crimen de Isabel Carrasco deberá dar una explicación sobre su desaparición el pasado 27 de enero

El abogado de la policía local Raquel Gago, Fermín Guerrero, durante la última sesión de la vista del juicio EFE/J.Casares ***POOL***

El decano del Colegio de Abogados de León, José Luis Gorgojo, ha informado hoy a Fermín Guerrero, abogado de Raquel Gago, una de las acusadas por el asesinato de Isabel Carrasco, que cuenta con 10 días para presentar la documentación y explicaciones para justificar su ausencia del juicio el día 27 de enero.

Gorgojo ha explicado, en declaraciones a EFE tras su encuentro con Guerrero, que se le ha informado sobre la “apertura del expediente informativo decidido por la Junta de Gobierno del Colegio el pasado 5 de febrero”.

Desde esta fecha el Colegio de Abogados tiene un periodo de 30 días para decidir, con la documentación y explicaciones que facilite Guerrero, si existe una falta o por el contrario se archiva el expediente.

Aunque si las explicaciones ofrecidas no son satisfactorias el expediente informativo podría convertirse en uno disciplinario ya que el Colegio de Abogados de León tiene potestad para abrirlo al celebrarse el juicio en su ámbito territorial, a pesar de que Guerrero esté colegiado en Murcia.

Gorgojo ha asegurado que en el encuentro Guerrero ha sido “muy cordial y correcto, un comportamiento que siempre se ha mantenido con él desde el respeto a un compañero en un procedimiento en que lo más importante es el derecho a la defensa”.

Por su parte, Guerrero ha seguido manteniendo las incógnitas sobre su misteriosa desaparición durante 20 horas el pasado 27 que obligó a suspender la vista oral de ese día.

El abogado murciano sigue manteniendo en la esfera de lo privado las causas que provocaron su ausencia y nunca ha desvelado sí estas fueron motivadas por enfermedad o alguna causa justificable alegando que “eso pertenece a la intimidad”.

Guerrero a la salida del Colegio de Abogados de León también se ha mostrado tranquilo ya que ha considerado que su “ausencia no puede motivar una inhabilitación”, a la vez, que ha puesto en valor la defensa de Raquel Gago en el juicio, al margen del desprestigio que haya podido sumar hacia su persona.

La desaparición del letrado el citado día y la imposibilidad de contactar por ningún medio con él creó una gran alarma en el mediático juicio de Carrasco.

Tras ser localizado por la Policía Local en una céntrica calle de León el letrado reconoció que su desaparición había sido voluntaria y debido exclusivamente a “motivos personales imprevistos”.

A la vez que negó que la ausencia se debiera a ninguna estrategia legal ya que no les “beneficiaría en nada”, manifestó Guerrero en su momento.

Al día siguiente y tras reanudarse la vista oral el abogado pidió perdón y ofreció explicaciones al presidente del tribunal, Carlos Álvarez, y a su defendida, quien a pesar de la situación mantuvo su confianza en el letrado.

Unas explicaciones que, además, Guerrero tendrá que ofrecer por escrito en una pieza independiente de la causa para determinar si ha incurrido en alguno de los delitos recogidos por la ley para estos casos.

La polémica le ha perseguido a Guerrero hasta el último día del juicio, ya que en la última sesión, el fiscal de la causa, Emilio Fernández, también insistió en la apertura de una investigación para clarificar la ausencia sin justificación alguna del abogado de Gago.

Así, Guerrero se enfrenta a una difícil situación si las causas que originaron su ausencia de la vista no están lo suficientemente justificadas ya que, según el Código Penal, se podría enfrentar a multas o una inhabilitación de hasta cuatro años.

No hay comentarios

Dejar respuesta