Un gris Ademar saca adelante el partido ante un peleón Guadalajara

Los leoneses no hicieron un buen partido, pero logran dos puntos muy importantes tras el 30-29

Los goles de Rodrigo en los últimos minutos fueron importante para el triunfo final (Fotos: LSD)

El Abanca Ademar ha cumplido con el objetivo de volver a saborear la victoria tras el parón del mes de enero, pero no ha podido cumplir el otro objetivo marcado de convencer en su partido ante el Guadalajara. El 30-29 habla de lo que ha sido un partido muy ajustado, en el que los leoneses no han podido imponerse con claridad en ningún momento, y que a punto ha estado de costarle un punto a los de Rafa Guijosa, muy espesos en ataque, y con una defensa que no fue todo lo firme que cabía esperar en algunos momentos. Persisten por tanto las dudas en torno al equipo, que echa mucho de menos la figura de un central que sepa imponer el ritmo de partido que le conviene al Ademar, y que en el día de hoy echó también en falta a Carou, que no pudo estar en el partido.

Desde el inicio del partido el Guadalajara se mostró más cómodo sobre la pista, con Chiuffa explotando su velocidad y efectividad en los primeros minutos, frente a un Ademar que echó en falta a los que no estaban disponibles. En ataque el equipo adolecía de un director de juego que marcara el ritmo que le conviene al partido para los intereses del Ademar, y en defensa faltaba el jefe que guiara al resto.

Por tanto, las primeras ventajas fueron visitantes, y sin poder escaparse, iban marcando el devenir del encuentro. No fue hasta verse en superioridad numérica, por la primera exclusión del Guadalajara, que el Ademar pudo ponerse por delante por primera vez, cuando corría el minuto once con el 7-6, pero tampoco esta circunstancia favorable cambio el escenario del choque, con un Ademar muy espeso en ataque que no lograba fluidez en sus acciones, y un Guadalajara que haciendo lo que sabe, se mantenía siempre en partido.

En la recta final de la primera mitad una doble exclusión local permitió a los alcarreños volver a tomar la delantera, volviendo a marcar la máxima renta a su favor con dos goles de ventaja, mientras el Ademar seguía sin poder solucionar sus problemas, lo que permitió que al descanso fuera Guadalajara quien se iba por delante, con un 13-14 que hacía despertar los murmullos en la grada leonesa.

En la reanudación, el Ademar salió con una intensidad defensiva mucho más alta, lo que le permitía darle la vuelta al marcador y volver a tomar la delantera desde el inicio. Los problemas en ataque no terminaban de desaparecer, pero la dificultad que tenía para anotar el Guadalajara permitía que los locales llegaran a tener una máxima renta de hasta tres goles, con el 20-17 a los diez minutos.

Parecía que el partido se ponía finalmente de cara para el Ademar, pero el técnico visitante planteaba entonces una defensa abierta, con Mellado y Parra adelantados, logrando dificultar aún más el ataque leonés. Esa circunstancia y la sucesión de exclusiones en unos y otros llevaban el partido a un momento de un cierto descontrol par los locales, que derivaba en que llegando al minuto veinte, todo volvía a igualarse con el 24-24, lo que devolvía la máxima emoción al choque, que encaraba la recta final con todo por decidir.

En esos instantes, surgían tres figuras clave en el Ademar, Biosca, con buenas actuaciones en portería, y Juanjo Fernández y Rodrigo Pérez, que con acciones aprovechando su explosividad rompían la defensa visitante para mantener a los suyos por delante. Pese a todo, el equipo visitante nunca se dio por vencido, consiguiendo mantenerse siempre a poca distancia, poniendo el 30-29 a treinta segundos del final. Ahí Rafa Guijosa pedía un tiempo muerto, tratando de organizar un ataque largo de los suyos, pero la mala circulación de balón a punto estuvo de costar caro, pues el Guadalajara lograba recuperar el balón, aunque sin tiempo suficiente para llevarlo a campo contrario en busca del gol, haciéndose definitiva su derrota por la mínima ante un Ademar que suma dos importantes puntos, pero que sigue sin encontrar las sensaciones.

Abanca Ademar León – 30 (13+17): Cupara, Juanín García (3), Piñeiro (5), Vieyra (7), Juanjo Fernández (4), Huerta (1), Mikel Aguirrezabalaga (-) -siete inicial- Biosca (ps), Rodrigo Pérez (2), Carrillo (4), Jaime Fernández (-), Zildzic (-), Javi García (1).

Balonmano Guadalajara – 29 (14+15): Barbero, Mellado (2), Márquez (3), Montoya (3), Bozalongo (5), Chiuffa (11), Sedano (-) -siete inicial- Parra (1), Ionut (-), López Rey (3), Levente (1), Íker Antonio (-), Redondo (-).

Parciales: 2-3 / 5-6 / 8-7 / 10-10 / 12-13 / 13-14 (descanso) 16-15 / 19-17 / 22-20 / 25-24 / 27-25 / 30-29 (final).

Árbitros: Miranda Bedate y San Pedro Colorado; excluyeron a Piñeiro, Vieyra, Huerta, Mikel Aguirrezabalaga y Jaime Fernández por el Ademar; y a Redondo (2), Márquez (2) y Ionut por el Guadalajara.

Incidencias: Partido de la jornada 17 de la Liga Asobal disputado en el Palacio de los Deportes de León ante cerca de 3.000 espectadores.

No hay comentarios

Dejar respuesta