El historial de los ordenadores de Triana contenía búsquedas sobre compra de armas

Según revelan residuos de disparos encontrados en algunas de sus prendas

Las tres acusadas, Monserrat González (d), Triana Martínez (2d), y la policía local Raquel Gago (i), atienden a la testificación de los agentes de la Policía Nacional EFE/J.Casares ***POOL***

El historial de los ordenadores de Triana Martínez, una de las acusadas por el asesinato de la presidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco, revela que desde ellos se hicieron búsquedas para la compra de armas.

“Comprar revólver online”; “Dónde comprar pistola con silenciador en España”; “Compra de revólver Taurus” o “Borrar número de serie” son algunas de las entradas halladas en los ordenadores de Triana, según han desvelado hoy los peritos informáticos que han declarado esta mañana en León ante el tribunal que juzga este crimen, ocurrido el 12 de mayo de 2014.

El testimonio de estos peritos cuestiona lo declarado por la madre de Triana, Montserrat González, autora confesa del asesinato, quien siempre ha afirmado que compró en Gijón, en diciembre de 2012, el arma homicida a un toxicómano de nombre Armando, ya fallecido.

Algunas de las entradas halladas en los ordenadores que utilizaban Triana y su madre con búsquedas para comprar armas son hasta ocho meses posteriores a esa fecha, incluso algunas con la palabra “Taurus”, que es la marca del arma homicida supuestamente adquirida en Gijón por 2.000 euros.

Según los informes de los agentes de la Unidad Central de Criminalística de la Policía Científica de Madrid, el historial del buscador Google revela que el 18 de septiembre de 2013 se hizo una búsqueda con el término ‘Taurus’.

Estos informes cuestionan lo declarado por Triana Martínez, quien aseguró ante el tribunal que en ningún momento conoció el plan urdido por su madre para asesinar a Isabel Carrasco.

Por el asesinato del Isabel Carrasco, además de Montserrat González y de Triana Martínez, está acusada la policía local Raquel Gago.

Montserrat González declaró ante el tribunal que es la única responsable de la muerte de Isabel Carrasco y admitió que estaba “obsesionada” con ella porque había echado a su hija de la Diputación de León, donde ocupaba una plaza interina como ingeniera de telecomunicaciones, e igualmente consideraba que había cercenado su carrera política en el seno del PP.

No hay comentarios

Dejar respuesta