Segovia descubre el diseño gráfico de Castilla y León

Lo ha hecho el Palacio de Quintanar, un inmueble del siglo XVI.

Giovanni Ferraro.
El comisario de la exposición "Diseñado en Castilla y León", Giovanni Ferraro. Fotografía: EFE/Aurelio Martín

El Palacio de Quintanar, un inmueble del siglo XVI convertido en centro cultural multidisciplinar, ha iniciado una ronda de exposiciones para dar a conocer a los diseñadores más destacados en varios campos, bajo el título “Diseño Gráfico en Castilla y León”.

Este inmueble, que gestiona el Gobierno regional, concebido como un espacio de referencia que trabaja para fomentar una cultura del diseño, ha elegido a tres profesionales para comenzar la promoción de los artistas de la Comunidad: el vallisoletano Miguel Díez, el leonés Pablo Guerrero y el soriano Alfonso Pérez.

En total se han reunido un centenar de obras relacionadas con la identidad corporativa, el ‘packaging’ o embalajes y el mundo editorial en torno al denominador común del diseño concebido como un elemento para mejorar la imagen y la identidad de las empresas de la Comunidad.

En un paseo por las salas de este edificio renacentista, uno de los conjuntos arquitectónicos más importantes de Segovia, declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, pueden contemplarse etiquetas, carteles, catálogos, logotipos, folletos, bolsas o embalajes.

Miguel Díez, que entiende el diseño gráfico como una herramienta estratégica de comunicación empresarial, ofrece una muestra de 20 logotipos en un campo vinculado a la identidad corporativa, lo que como elemento de mercadotecnia se convierte en el icono de la empresa, en su sello.

Pablo Guerrero exhibe una docena de proyectos de identidad visual realizados para empresas agroalimentarias de calidad, enfocadas todas ellas a la exportación de sus productos.

Uno de estos trabajos lo llevó a cabo para la bodega Vinos Guerra, que obtuvo el premio internacional Dieline Awards 2015, aunque también se puede observar el diseño de bolsas de nueces, entre otros.

Alfonso Pérez, con más de 25 años de actividad profesional, se centra en el mundo editorial, con diseños de libros, catálogos, carteles y publicidad, realizados con motivo de jornadas, encuentros, exposiciones o ferias para instituciones públicas y privadas.

El comisario de la exposición, Giovanni Ferraro, en declaraciones a Efe, ha hecho hincapié en que se trata de la primera exposición con el objetivo de presentar a los diseñadores de Castilla y León, pero matiza que “no será la única”.

En una nueva muestra, en los próximos meses, expondrán su trabajo otros tres diseñadores, hasta que se conozca a todos los que trabajan en este campo “con atención, meticulosidad y buscando el valor añadido para las empresas”, matiza Ferraro.

El también director del centro de exposiciones, que tiene la misión de la cultura del diseño y la imagen como herramientas para la innovación e instrumentos imprescindibles para el desarrollo social y económico, justifica la muestra argumentando que los diseñadores de Castilla y León “están desamparados”.

A su juicio, “se ha visto la necesidad de empezar a presentar a los profesionales de un modo más sistemático y amplio, ahora mismo los diseñadores de Castilla y León no tienen ni siquiera una asociación que los agrupe, es la única Comunidad sin agrupación”.

Ferraro sostiene que el Palacio de Quintanar “busca ser un imán para estos profesionales”, por lo que el próximo paso será incorporar un espacio a su página web para que se den a conocer los diseñadores.

En su opinión, “para la empresas puede ser un importante instrumento porque, si necesitan conocer un diseñador, podrá obtener una información bastante completa”.

No hay comentarios

Dejar respuesta