HUBU dejó de facturar hasta noviembre un total de 12,4 millones

Sáez Aguado justifica modificados del hospital por su complejidad y defiende que las decisiones se basaron en "el interés público y la legalidad"

Consejero HUBU. /Europa Press

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha asegurado que la empresa concesionaria del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) dejó de facturar hasta noviembre de 2015 un total de 12,4 millones de euros correspondientes a la tasa interna de retorno por variaciones sobre su actividad estándar.

Durante su comparecencia ante la comisión de investigación en las Cortes por los sobrecostes en la construcción y gestión, Sáez Aguado ha ofrecido estos datos para negar las acusaciones de que los modificados presupuestarios se hayan autorizado con el fin de beneficiar a la concesionaria y ha subrayado los “riesgos” que ésta asume al gestionar este modelo.

Al margen de la caída en la facturación por actividad, el consejero se ha referido también a otros riesgos como una hipotética subida de los costes energéticos o salariales, así como de reposición y reparación de recursos, gastos que, de acuerdo con el contrato, habría de asumir sin repercutirlo a la Administración.

Asimismo, ha puesto como ejemplo el servicio de esterilización del hospital, sobre el cual la concesionaria ha advertido de que “no cubre los costes”, pero ha insistido en que ése fue uno de los peligros a que se expuso la empresa al hacer su oferta, por lo que ha rechazado que exista un perjuicio para el interés público.

Por lo que se refiere a los modificados aprobados sobre las partidas presupuestadas para el hospital burgalés, el responsable de Sanidad ha justificado esta situación dada la “complejidad” del proyecto y ha asegurado que es algo habitual en otras obras similares ejecutadas desde un modelo meramente público.

No hay comentarios

Dejar respuesta