El Hospital de Salamanca aplica técnicas “pioneras” en cardiología

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, visita hoy las nuevas instalaciones en las que se integran las técnicas más actuales y tecnologías punteras que convierten al Servicio de Cardiología en pionero en España.

El consejero de Sanidad informa de los avances./ Europa Press

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, visita hoy la zona del Servicio de Cardiología, recientemente reformada. Estos trabajos de remodelación han consistido en integrar las técnicas más modernas de imagen en cardiología y la reforma de las salas donde se realizan técnicas diagnósticas y terapéuticas invasivas de hemodinámica y electrofisiología.

Así, el Servicio de Cardiología de Salamanca es pionero, y por el momento único en España en la integración y gestión de las técnicas de imagen más avanzadas para el diagnóstico de enfermedades cardiacas. Cuenta con una resonancia magnética de 1.5 teslas, un TC de 256 cortes y tres ecocardiogramas de última generación.

Además, se han reformado las salas de hemodinámica y electrofisiología; se ha abierto y dotado una nueva sala de electrofisiología; se han reformado dos salas con construcción híbrida con condiciones quirofanizadas; y se ha actualizado una sala de hemodinámica con la tecnología más avanzada en el diagnóstico angiográfico y con la posibilidad de fusionar las diferentes técnicas de imagen del Servicio. Esto permite trabajar directamente con varias técnicas de imagen, como por ejemplo ecografía y angiografía o angiografía y TAC.

Estas mejoras en el Servicio de Cardiología se traducen, en primer lugar, en una mejor atención y menor demora de los pacientes que precisan técnicas electrofisiológicas; en este sentido, se ha disminuido la lista de espera para resonancia magnética y TC para pacientes cardiópatas. Asimismo, se ha incrementado la complejidad de procedimientos diagnósticos y terapéuticos en hemodinámica y electrofisiología.

También con las nuevas técnicas se logra disminuir la exposición a radiaciones, tanto a los pacientes como a los profesionales que diariamente trabajan en la sala. Además, se fomenta el trabajo en grupo y la utilización de las instalaciones por diferentes profesionales y servicios, como cardiólogos, anestesistas, pediatras, radiólogos, cirujanos vasculares o cirujanos cardíacos.

En el ámbito de la formación, destaca que el Servicio de Cardiología ha sido el más demandado de Castilla y León por los residentes, y además se han realizado cursos de ámbito nacional sobre estas tecnologías y procedimientos.

Cardiología intervencionista

En el área de la investigación y la innovación, gracias a estas nuevas tecnologías el hospital ha logrado becas competitivas por una cantidad cercana al millón de euros y se está trabajando con algunos de los centros y profesionales más prestigiosos. También desde el Hospital de Salamanca se trabaja actualmente en proyectos internacionales de investigación y en programas financiados por la Unión Europea.

Es importante destacar también la utilización de algunas técnicas innovadoras que hacen del Hospital de Salamanca un centro pionero en implantar algunos dispositivos altamente sofisticados. Así, por ejemplo, el pasado mes de enero se implantó exitosamente un dispositivo de última generación diseñado para prevenir accidentes cerebrovasculares en pacientes seleccionados con fibrilación auricular. Se trata de un dispositivo que cierra de manera percutánea la orejuela izquierda para la prevención de ictus cerebrales y supone una buena alternativa para pacientes con fibrilación auricular que no pueden ser tratados con anticoagulantes por sus complicaciones. Esta intervención fue realizada por un equipo multidisciplinar compuesto por cardiólogos intervencionistas, ecocardiografistas, anestesistas y personal de Enfermería y se realizó gracias a la utilización de técnicas de cateterismo percutáneo y a la formación teórica y práctica que estos profesionales tienen en torno a esta terapia.

Por otra parte, en el mes de febrero se puso, también con éxito, una asistencia ventricular percutánea, un dispositivo que permite sustituir la función de bomba del corazón de manera rápida y segura durante los procedimientos.

No hay comentarios

Dejar respuesta