Mogadouro abre la excelencia a la Feria Franca

Mogadouro inicia sus fiestas das Amendoeiras em Flor con la apertura de la Feria Franca que recoge los mejores productos agroalimentarios y artesanales de Tras os Montes.

El presidente de la Cámara Municipal de Mogadouro, Francisco Guimarães, junto a vereadores y freguesías, inaugura la Feria Franca

Tras os Montes y el Douro Internacional y Alto están de fiesta con la llegada de la primavera. Mogadouro comenzó este sábado sus tradicionales fiestas de Amendoerias em Flor -aunque con inicio frío de nieve-, que transcurren los fines de semana entre el 27 de febrero hasta el 20 de marzo, en la que destaca, sobre todo, la XXVII Feria Franca, inaugurada este sábado por el presidente de la Cámara Municipal, Francisco Guimarães. Al son de ‘A Portuguesa’, fueron izadas las banderas de Europa, Portugal y Mogadouro ante varias decenas de vecinos, aunque la meteorología no era la mejor.

Programa das Amendoeiras em Flor de Mogadouro
Programa das Amendoeiras em Flor de Mogadouro

Tras ello, comenzó el recorrido por los diferentes stands que forman la Feria Franca, donde se exhiben los mejores productos de la agricultura y ganadería de Tras os Montes, como también la artesanía más sugerente. De ello daban buena cuenta, a pesar de las inclemencias, la cantidad de visitantes que se acercaban a comprar.

En estos días de amplia programación cultural, musical, deportiva… y que finaliza con un gran Encuentro de Música y Danza Transmontana el sábado, 19 de marzo, y el esperado concierto de ‘Las Tres Culturas’ -digno de ver y disfrutar para sumergirse en ritmos y ambientes de los años del medievo-, también hay lugar para una visita.

 

Una oferta turística y cultural de primera calidad

Mogadouro, a caballo entre Tras os Montes y el Planalto Mirandés y el Duero, posee, por esta cuestión geográfica, una diversidad y belleza paisajística envidiable, en la cual habita una población eminentemente rural, cuyas principales actividades son la agricultura y la ganadería. Son freguesías de una singularidad inigualable, tanto por su arquitectura como por sus tradiciones más ancestrales que, en la mayoría de las ocasiones, se traducen en auténticos desfiles de máscaras.

En esta tierra se cultiva el olivo, la vid, el trigo y algún cereal más, los huertos junto a las corrientes de agua y los castaños más al sur del concejo. En cuanto al ganado, destaca la ganadería de vacuno para la producción de leche. En cuanto a la carne, es de sobra conocida y reconocida la calidad del ganado Mirandés que da origen, en la gastronomía, a la célebre Posta Mirandesa. Dicen los entendidos en el arte culinario que una -nunca digas la mejor- de las mejores carnes de ternera/vitela mirandesa se produce en Mogadouro…

En la villa de Mogadouro es indispensable una visita a su centro histórico donde encontramos el Castillo de Mogadouro, la iglesia Parroquial de origen románico, a pesar de haber sido sustituida por el templo que hoy podemos apreciar en el centro de la villa, la iglesia de la Misericordia, el pelourinho -de auténtico valor-, el Solar dos Pegados y el Convento de San Francisco, contíguo a la iglesia con el mismo nombre, cuya fundación se remonta a las primeras décadas del siglo XVII y se debe a D. Luis Álvares de Távora.

Dispersos por el concejo, los castros, las iglesias con orígenes románicos como Algosinho y Azinhonos, los pelourinhos, y las propias construcción tradicionales que podemos descubrir por las aldeas del concejo son marcas ineludibles de un patrimonio amplio y extremadamente rico.

Como rica es la gastronomía que se ofrece en Mogadouro. Las carnes a la brasa de un sabor y textura especial, como Posta Mirandesa, pero también el cabrito y el cordero a la brasa, como las sopas, el arroz y el bacalao a las mil maneras, y los dulces con miel y todo regado por sus vinos del Duero.

Merece la pena conocer Mogadouro y sus entrañables freguesías.

No hay comentarios

Dejar respuesta