León se adhiere a la Alianza Nacional contra el Hambre

En total, más de 3.300 personas y más de 1.100 familias son atendidas en León, la mayor parte ellas con un perfil de inmigrantes desempleados, de etnia gitana y españoles que perciben la Renta Garantizada de Ciudadanía

El Ayuntamiento de León, la Universidad de León y la Fundación Cepa han formalizado este lunes su adhesión a la Alianza Nacional contra el Hambre y la Desnutrición de España, de modo que León se convierte en la primera provincia de la comunidad en unirse a la red cuyo principal objetivo consiste en el trabajo conjunto para una mayor concienciación de la sociedad, una mejor información y estudio del problema así como la movilización de recursos para lograr los objetivos de desarrollo sostenible.

La firma de esta alianza ha contado con la participación del alcalde de León, Antonio Silván, el rector de la Universidad de León, Juan Francisco Marín, y la directora de la Fundación Cepa, Nuria Alonso, así como con el director honorífico de la Alianza, Alfonso Rodríguez, y el director de la Fundación Alimerka, Antonio Blanco.

El alcalde de León ha explicado que la iniciativa de la Alianza “se suma a las actuaciones que desde el Ayuntamiento se llevan a cabo para cubrir las necesidades básicas de alimentación de las personas más desfavorecidas”. Estas son el programa de alimentos, el convenio con el Banco de Alimentos, el acuerdo con Mensajeros de la Paz para el comedor social y la Red Centinela para la Detección de Malnutrición Infantil.

En total, más de 3.300 personas y más de 1.100 familias son atendidas en León, la mayor parte ellas con un perfil de inmigrantes desempleados, de etnia gitana y españoles que perciben la Renta Garantizada de Ciudadanía. Además, a través del programa de alimentos se reparten 150.000 kilogramos de alimentos durante el año en las instalaciones del CHF.

Antonio Silván ha destacado que el Ayuntamiento “está en la primera línea en atención a quienes más lo necesitan, por lo que este acuerdo nos acerca a una sociedad más justa, más igualitaria haciendo de León una ciudad mejor”.

Por su parte, el rector de la ULE ha añadido, al respecto, que “los problemas sociales deben ser resueltos por las propias instituciones, ya la propia sociedad civil es la que más aporta en este tipo de actuaciones“.

Asimismo, la directora de la Fundación Cepa ha afirmado que la firma de la adhesión con la Alianza “abre una línea de entendimientos que empujará a la ciudad a participar con otras fundaciones”.

La Alianza en España nace en el año 2012 en colaboración con la Fundación Alimerka, con la finalidad de fomentar la concienciación y la participación social, establecer foros de estudio, debate e intercambio de información y movilizar recursos para desarrollar actividades para contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, reforzando el compromiso y la acción para poner fin al hambre y mejorar la nutrición.

El director honorífico de la Alianza, Alfonso Rodríguez, ha recordado que “el hambre es un problema al que nadie puede permanecer ignorante”, especialmente en una sociedad en la que hay “más de tres millones de niños muertos de hambre al año”. Por ello, ha considerado que es necesario “sensibilizar y educar a la ciudadanía”.

Por su parte, el director de la Fundación Alimerka, Antonio Blanco, ha matizado que la Alianza “no es una organización para intervención directa, sino para la reflexión y la concienciación, mediante una unión que permita el debate y la búsqueda de herramientas de intervención y evaluación que aporten soluciones”.

No hay comentarios

Dejar respuesta