Acaban con un clan que traficaba con hachís en toda España

Tres detenidos el pasado día 10 en el marco de la Operación PUM

La Policía Nacional ha desarticulado un clan que operaba en Burgos y que estaba dedicado al tráfico del hachís por todo el país, según han informado hoy a través de un comunicado recogido por Europa Press.

La ‘Operación PUM’ comenzó el mes de enero del presente año, cuando la Policía Nacional de la Comisaría de Burgos tuvo conocimiento de un posible clan de personas que se estarían dedicando al tráfico de hachís a nivel nacional, teniendo sus mayores exponentes en la zona norte.

Los agentes centraron sus investigaciones en tres hombres, M.L., A.Z. y Y.L.M., de 37, 40 y 20 años respectivamente todos ellos vecinos de Burgos y que fueron detenidos el pasado día 10, cada uno de los cuales tenía establecida una misión dentro del clan.

Uno de ellos se ocupaba de trasladarse a Marruecos con el objetivo de abastecerse de hachís, para luego ser trasladada a la península por otra persona, que transportaba la droga hasta un domicilio de Burgos, lugar donde se reunían posteriormente los tres sujetos y se encargaban de su distribución a los compradores.

En una primera fase el responsable de la organización fletó un envío desde Marruecos que fue llevado a cabo por dos varones, que fueron interceptados a la entrada de Madrid; en Fuenlabrada por la Policía Nacional, interviniéndoseles 110 kilos de hachís, 3.000 euros en efectivo y cuatro teléfonos móviles.

Estas detenciones alertaron a la persona que se abastecía de la mercancía, pero decidió viajar de nuevo a Marruecos a preparar una nueva partida de droga.

En una segunda fase, según la información aportada por la investigación, la policía detectó la presencia del máximo responsable de la organización en territorio nacional, por lo que se estableció el correspondiente operativo de vigilancia discreta en las proximidades del domicilio, solicitando a la Autoridad Judicial el mandamiento de entrada y registro para proceder a la aprehensión de la droga y la detención de los sujetos integrantes del clan.

La operación, que no se considera finalizada por la Policía Nacional, se ha saldado con tres detenidos en la ciudad de Burgos, incluido el jefe de la organización criminal, y con la incautación de 12,5 kilogramos de hachís, 1.140 euros en efectivo, 6 teléfonos móviles y un vehículo.

Los detenidos pasaron a disposición judicial e ingresarán posteriormente en prisión.

No hay comentarios

Dejar respuesta