Desarticulada completamente la banda de Las Merindades con cuatro nuevas detenciones

En total se han esclarecido 22 delitos en una operación que ya se da por finalizada

Material incautado.

La Guardia Civil ha practicado cuatro nuevas detenciones y ha esclarecido doce delitos relacionados con la denominada banda de Las Merindades en la provincia de Burgos, según han informado fuentes del Instituto Armado.

El pasado mes de febrero esta Comandancia informaba de la Operación ‘Bombines Trueba’, con la detención en la provincia de Vizcaya de seis personas, presuntos autores de seis delitos de robo con fuerza en las cosas y un delito de pertenencia a grupo criminal, datos ampliados en marzo con nuevos esclarecimientos.

Entre el 28 de diciembre de 2015 y el pasado 11 de enero se detectaron varios robos en Las Merindades y La Bureba, bajo el empleo de la fuerza, creando cierta alarma social, fracturando los bombines de las puertas de los establecimientos a los que accedían, dejando en todos los casos una marca característica que los definía.

Fueron entonces identificados y detenidos seis integrantes del grupo, desarticulando la banda, interviniendo abundante material en los tres registros domiciliarios practicados, que permitieron el esclarecimiento, en dos fases distintas, de nueve delitos de robo con fuerza.

Sin abandonar la investigación, efectuado el análisis del material y la documentación intervenida, se ha detenido ahora, en la provincia de Vizcaya, a cuatro personas -tres ya detenidas anteriormente: L.I. (22), C.M.S. (24), P.V.D. (25), y una nueva M.S. (24)-, al vincularlas con otros robos.

Una vez reconocidos más objetos por sus legítimos propietarios, se han esclarecido doce nuevos delitos de robo con fuerza, lo que eleva la cifra total a 21 hechos delictivos cometidos en farmacias (cuatro), panaderías (cuatro), tiendas de alimentación y supermercados (cuatro), perfumería (uno), ferretería (uno), carnicería (uno), inmobiliaria (uno), así como en un colegio, un bar, una peluquería, una vivienda y un local juvenil, estos últimos cinco en demarcación de Ertzaintza, y un delito de integración en grupo criminal.

A los ilícitos cometidos en la provincia burgalesa, en las comarcas de Las Merindades y La Bureba, hay que sumar los perpetrados y ya esclarecidos en las provincias de Vizcaya, La Rioja, Cantabria y Toledo.

Entre los objetos reconocidos y ya entregados se encuentran ordenadores, pantallas de tv y pc, lápices de memoria, una mesa de sonido, instrumental y material de farmacia y para-farmacia, herramienta manual y eléctrica, perfumes, efectos de higiene personal, bisutería, móviles.

Otros tres componentes del grupo, cuya participación en alguno de los hechos ha sido constatada, han sido identificados pendiente de su detención, al encontrarse hasta el momento en paradero desconocido.

Modus operandi

El grupo estaba, según las mismas fuentes, organizados y jerarquizados, con un grupo compuesto por diez integrantes, y disponían de “gran movilidad” y “elevada actividad delictiva con reparto de funciones”. Asimismo poseían varios vehículos, actuaban en horario nocturno, cuando los establecimientos de pequeñas localidades estaban cerrados, forzaban los bombines de las cerraduras de las puertas o en algunos casos apalancando las ventanas.

La investigación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Villarcayo en coordinación con el Equipo Territorial de Policía Judicial de Medina de Pomar. Cabe destacar la colaboración de las U.O.P.J. de Burgos y Vizcaya y Policía Autónoma Vasca de Gernika-Lumo (Vizcaya).

No hay comentarios

Dejar respuesta