Aprobada la reestructuración de la deuda del Consorcio del Desvío

Asciende a 167 millones

Un momento del pleno del Ayuntamiento de Burgos./ Foto: Europa Press.

El Pleno del Ayuntamiento de Burgos ha aprobado este viernes el convenio con las entidades financieras para la reestructuración de la deuda del Consorcio para la Gestión de la Variante Ferroviaria, que asciende a 167 millones de euros.

El convenio ha salido adelante con el voto de calidad del alcalde Javier Lacalle, después de que en la sesión plenaria se hayan contabilizado los votos a favor del equipo de Gobierno del Partido Popular, en contra de los grupos municipales de Ciudadanos e Imagina Burgos y las abstenciones de la Agrupación Municipal Socialista y los concejales no adscritos Fernando Gómez y Silvia Álvarez de Eulate.

El concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, ha remarcado en su intervención que este convenio supone “el último tren” del Ayuntamiento para desbloquear la situación en la que se encuentra el consorcio, a la vez que ha recalcado que no se daría la razón al Consistorio si se adoptase la opción de acudir a la vía judicial.

Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Daniel de la Rosa, ha justificado la abstención de su grupo en la “responsabilidad política” y ha señalado que el informe emitido por el Gabinete Jurídico Jiménez Blanco “es muy claro” respecto a la responsabilidad del Ayuntamiento con la deuda del consorcio.

La portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Gloria Bañeres, por otro lado, ha asegurado que la aprobación de este convenio supone “prolongar la sangría” a la que las entidades financieras someten a las cuentas municipales y ha insistido en que no se ha hecho todo lo posible para que éstas asumieran parte de la deuda como entes consorciadas.

En la misma línea se ha pronunciado el portavoz del Grupo Municipal de Imagina Burgos, Raúl Salinero, quien ha condenado la actitud “entreguista” del Partido Popular ante las negociaciones del consorcio, a la vez que ha insinuado que la postura de los ‘populares’ responde “a lo que tengan que tapar” en su gestión de Caja de Burgos.

La concejal no adscrita Silvia Álvarez de Eulate ha mantenido su abstención en la votación al entender que el rechazo al convenio sería “mucho más perjudicial” para la ciudad, mientras que el edil no adscrito Fernando Gómez ha justificado su voto en la situación devenida de la gestión del consorcio y ha criticado la actitud de las entidades financieras en este asunto.

El Pleno ha arrancado a las 9.30 horas con un minuto de silencio en memoria de todas las víctimas de la violencia de género, con un recuerdo especial a la periodista burgalesa Yolanda Pascual, asesinada la pasada semana en el Parque Europa de la capital burgalesa a manos de su ex pareja.

No hay comentarios

Dejar respuesta