Los bomberos encuentran muerto a un matrimonio en su vivienda

Se trata de una pareja de 74 y 79 años y todo apunta a que han fallecido por intoxicación por monóxido de carbono

Barriada de la Inmaculada.

Un matrimonio, formado por una mujer de 79 años y un hombre de 74, ha aparecido muerto en su vivienda de la capital burgalesa al parecer por una intoxicación por monóxido de carbono, aunque los investigadores están a la espera del resultado de la autopsia para cerrar el caso, según han informado a Efe fuentes del caso.

Una vecina de la Barriada de la Inmaculada, de Burgos capital, donde las víctimas vivían desde hace décadas, alertó ayer a la Policía Nacional porque llevaba varios días sin ver a sus vecinos y temía que les hubiera pasado algo.

Cuando la Policía Nacional, auxiliada por bomberos del parque de Burgos, entró a la vivienda encontraron al hombre tumbado en un sofá cama y a la mujer en otro sofá, ambos fallecidos, sin signos de violencia y tapados con sendas mantas.

La autopsia determinará el momento aproximado del fallecimiento, aunque la impresión de los investigadores es que el fallecimiento se pudo producir hace varios días.

Aunque las mediciones de monóxido de carbono dieron niveles normales y el calentador de gas butano para agua caliente tenía la llave de paso cerrada, todo apunta a que el fallecimiento pudo deberse a una intoxicación por mala combustión de una “cocina económica” de carbón que estaba apagada o por las brasas acumuladas en un balde metálico, donde se encontraron cenizas.

El tiempo pasado desde el fallecimiento habría hecho, según esa hipótesis, que se disipara la concentración del gas tóxico, que solo se podrá detectar en la autopsia que se practicará a ambos cuerpos.

No hay comentarios

Dejar respuesta