Tudanca: “Los acuerdos en la región son posibles en el Gobierno”

En declaraciones a los periodistas tras depositar su voto en la consulta del PSOE para saber si sus militantes avalan un acuerdo con otras formaciones para un "gobierno progresista"

Luis Tudanca, líder del PSOE de Castilla y León.
Luis Tudanca, líder del PSOE de Castilla y León.

El secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, ha sostenido hoy en Burgos que los acuerdos que se están realizando en Castilla y León con otros grupos políticos son posibles también en el gobierno de España.

En declaraciones a los periodistas tras depositar su voto en la consulta del PSOE para saber si sus militantes avalan un acuerdo con otras formaciones para un “gobierno progresista”, Tudanca ha considerado que a los españoles no les importa tanto que los partidos discutan por “ocupar sillones” como que se hagan políticas muy diferentes a las del PP en los últimos cuatro años.

Ha asegurado que sobre esa base de “políticas alternativas a la derecha” se está trabajando en Castilla y León, tras 25 años de gobierno de la derecha.

En este sentido, ha recordado que en lo que va de legislatura el PSOE ha presentado 120 iniciativas en las Cortes de Castilla y León y “la mitad han salido adelante gracias al esfuerzo de consenso con Ciudadanos, Podemos e Izquierda Unida”.

Por esta razón, se ha mostrado convencido de que el resto de partidos hablará en los próximos días con Pedro Sánchez de qué políticas hacen falta para que los españoles vivan mejor en el futuro.

Tras insistir en que la consulta a la que están llamados hoy los afiliados del PSOE es una “muestra de democracia sin precedentes en España, Tudanca ha restado importancia a la polémica sobre la parte del acuerdo con Ciudadanos que establece la supresión de las diputaciones provinciales.

Para el secretario general del PSOE en Castilla y León llegar a acuerdos obliga a dialogar y a renuncias en favor del interés general porque “si los españoles hubieran querido que el programa de algún partido se ejecutara íntegramente le habrían dado 176 diputados y mayoría absoluta.

Aunque ha reconocido que el PSOE no llevaba en su programa la supresión de las diputaciones, ha recordado que sí señalaban la necesidad de un cambio muy profundo en estas instituciones.

En su opinión, su funcionamiento en Castilla y León demuestra que no están sirviendo para resolver los problemas de los pequeños municipios, como la despoblación, el desempleo y el deterioro de los servicios, además de tener “carencias importantes en transparencia y democracia”.

En todo caso, ha asegurado que la supresión de las diputaciones no significa que se dejen de prestar servicios a los ayuntamientos, aunque se hará de otra manera y con órganos más democráticos y representativos, al estar formados por personas elegidas directamente por los ciudadanos, como son los alcaldes y concejales.

No hay comentarios

Dejar respuesta