Imputados dos hombres por provocar un incendio en julio

Por imprudencia grave, en Villaverde del Monte

Villaverde del Monte
Villaverde del Monte, municipio en el que se produjo el incendio.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha imputado al propietario de una finca y al operario de una cosechadora que estaba trabajando en ella como presuntos autores de un incendio por imprudencia grave en Villaverde del Monte, en Burgos, a mediados del pasado julio.

El incendio se originó en la finca por una chispa, al chocar el peine de la cosechadora con las piedra de la finca, y calcinó un turismo, 240 hectáreas de superficie no forestal y 5,2 hectáreas de monte, además de obligar a desalojar la localidad de Villaverde del Monte.

El informe final obtenido de la investigación realizada por el Seprona de la Guardia Civil y Agentes Medioambientales de la Junta de Castilla y León ha concluido que el inicio del fuego se produjo dentro de la finca donde se estaba cosechando y que ni el propietario ni el operario de la cosechadora tuvieron en cuenta las condiciones meteorológicas existentes, con altas temperaturas y viento.

De hecho, en esos días se declaró situación de alerta por riesgo meteorológico de incendios forestales.

Los dos imputados tampoco cumplieron, según la investigación, las medidas preventivas de vigilancia obligatorias, ya que en el momento de las labores agrícolas sólo se encontraba en el lugar el operador de la máquina, cuando es obligatorio que le acompañe una segunda persona que desde tierra debe permanecer alerta y preparada con medios suficientes para controlar un posible conato de incendio.

No hay comentarios

Dejar respuesta