La emoción del senderismo, accesible para personas de movilidad reducida

El proyecto forma parte del programa Deporte y Discapacidad de la Consejería de Cultura y Turismo

Imagen de la actividad. Fotografía: Europa Press.

El director general de Deportes, Alfonso Lahuerta, ha presentado este martes el proyecto ‘Senderismo accesible’, que pretende la práctica del senderismo de personas con movilidad reducida en cualquier tipo de terreno y también de acceso y contacto con la naturaleza con las sillas de ruedas ‘Joëlette’.

Este proyecto es parte del programa Deporte y Discapacidad que lleva a cabo la Consejería de Cultura y Turismo “con el objetivo de integrar y normalizar la práctica deportiva de las personas con discapacidad en el deporte de la Comunidad en condiciones de igualdad”.

De esta manera, la Consejería de Cultura y Turismo, a través la Federación Polideportiva de Discapacitados de Castilla y León, ha desarrollado tres proyectos destinados a la promoción deportiva de personas con discapacidad: ‘Tiempos paralímpicos’, ‘Juegos regionales de deportes individuales para personas con discapacidad’ y ‘Senderismo accesible’.

Con estos proyectos se pretende facilitar en condiciones de igualdad y oportunidad, el acceso y la práctica deportiva de las personas con discapacidad a través de la sensibilización y el apoyo al deporte de competición, mediante la creación y dotación de las herramientas necesarias para que puedan mejorar su calidad de vida y su rendimiento deportivo.

Las sillas de ruedas ‘Joëlette’ permiten acceder y disfrutar de lugares del medio natural a personas con discapacidad en igualdad de condiciones.

Estas sillas serán manejadas por personas formadas y estarán a disposición de deportistas que cuenten con licencia federativa de la Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo de Castilla y León o de la Federación Polideportiva de Discapacitados de la Comunidad.

Las sillas han sido adquiridas por la Federación Polideportiva de Discapacitados de Castilla y León y están diseñadas para la práctica del senderismo en cualquier tipo de terreno, incluso los accidentados, incorporando una sola rueda, pero ancha, un sillón, elementos de seguridad (frenos, amortiguación, cinturón) y dos brazos hacia delante y hacia atrás.

Para funcionar, la Joëlette necesita de un pasajero y una tripulación compuesta por varios pilotos o acompañantes.
Los pasajeros pueden ser personas con discapacidad física, movilidad reducida u otras dificultades, con interés por las actividades de naturaleza y montaña.

Los acompañantes o pilotos son personas que, sin dificultad para el senderismo y sin necesidad de grandes dotes físicas, están dispuestas a ofrecer tiempo, disponibilidad o medios, a cambio de una experiencia humana intensa y disfrute en la naturaleza.

Los acompañantes pueden ser también profesionales que actúan en el marco de su oficio: profesionales de la discapacidad, profesionales de la educación ambiental y de Parques Naturales o profesionales del turismo.

El proyecto ‘Senderismo accesible’ contará con tres sillas ‘Joëlette’ con el objetivo de atender las demandas en distintos puntos de la Comunidad, como Ávila, Valladolid y León.

No hay comentarios

Dejar respuesta