Detenido por simular un secuestro y estafar 23.000€ a su familia

El esperpéntico suceso ha ocurrido en Arévalo, en la provincia de Ávila

Arévalo, Feria de Muestras, Ávila
Castillo, Puente y Arco de Medina en Arévalo, provincia de Ávila

La Guardia Civil ha detenido en Arévalo (Ávila) a una persona por simular ser víctima de varios secuestros y obtener de su entorno familias, para gastos en salidas a locales de ocio, 23.000 euros en el plazo de 40 días.

El primer dato del hecho fue una comunicación en la que exigía a la familia 1.500 euros, por lo que ésta acudió a la Guardia Civil al temer por su vida, ha informado el Instituto Armado.

En el momento de la denuncia llegaron a recibir otra llamada en presencia de los agentes, donde la víctima demandaba el pago, dado que estaba muy agotado, maniatado y lo habían amordazado.

La persona secuestrada había sido empresario de un establecimiento de alterne afincado en la provincia de Pontevedra, por lo que la supuesta causa de su desaparición podrían ser las supuestas deudas por él contraídas durante el tiempo que regentó este negocio.

En el inicio de la investigación, se confirmó que no era la primera vez que la persona raptada desaparecía un tiempo, con hechos que se remontaban a mediados del mes de abril, cuando se reunió con su entorno familiar y les comentó que era objeto de unas amenazas veladas, por unas deudas por él contraídas durante su tiempo como empresario del club de alterne, y que si no hacía frente a éstas, su integridad física estaría en peligro, dado que le habían amenazado de muerte.

Desde mediados de abril, en que la víctima comunica los hechos a la familia, se suceden distintos periodos, donde la víctima desaparece sin explicación alguna, momento en que los familiares reciben en la madrugada del día que se detecta su desaparición una llamada telefónica en el que le comunica que tienen que hacer frente al pago de cantidades para sufragar la deuda del retenido.

Una vez formalizado el pago, la víctima es liberada en los días siguientes, hasta el vencimiento del siguiente desembolso, por lo que sufrió nuevos periodos de detención en el momento en que se retrasaba el ingreso del dinero.

Así, la familia llegó a pagar 23.000 euros en 40 días, para lo cual habrían acudido a entidades de crédito en las que obtuvieron el dinero.

La negativa de las entidades financieras a seguir facilitando nuevas líneas de crédito motivó que acudieran a la Guardia Civil a informar de los sucedido ante el temor inmediato de un desenlace fatídico para la vida de la víctima.

Al final se observó que la persona afectada no tenía ingresos regulares pero sí que había comprado un vehículo un día después de un ingreso por parte de la familia, a la vez que se desmontaron sus testimonios sobre sus desapariciones forzadas y se comprobó su presencia en restaurantes, locales de ocio, así como su asistencia establecimiento nocturnos de alterne, donde le gustaba exhibirse con dinero y ostentación.

Incluso se llegó a difundir el rumor de que le había tocado un premio del Euromillón, que había caído recientemente en Arévalo. Fruto del dispositivo de búsqueda, fue localizado en el interior de un establecimiento de hostelería del municipio abulense, en perfecto estado de salud, sin ninguna herida, lesión o signos de haber sufrido cualquier acto de agresión que sí aseguraba a su familia cuando se comunicaba con ella para exigir el pago, así como señales en extremidades o rostro compatible con su inmovilización, por lo que se procedió a su detención por una supuesta simulación de delito en concurso con otro de estafa, al simular su secuestro en distintas ocasiones por deudas contraídas por él.

No hay comentarios

Dejar respuesta