Dos nuevas reses muertas por sendos ataques de lobos

Ambas han sucedido en San Martín de la Vega del Alberche.

Dos nuevos ataques de lobos han dejado otras dos reses muertas en el municipio abulense de San Martín de la Vega del Alberche, situado en la vertiente norte de la Sierra de Gredos, en el límite del Parque regional, según han confirmado las organizaciones agrarias UCCL y ASAJA.

Uno de los ataques se produjo ayer en el paraje “Poveda”, provocando la muerte de un ternero de una semana de vida, mientras que el segundo tuvo lugar en la explotación de otro ganadero en el paraje conocido como “El Vegazo”.

En este caso, los cánidos provocaron “la pérdida del rabo” y causaron “un gran boquete junto a una de las nalgas” de una novilla que se encontraba a punto de parir.

El informe de los veterinarios determinó que el animal no podía sanar y fue sacrificado, según describe la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL).

En ambos casos, los agentes medioambientales certificaron que la causa de la muerte y de las heridas en el caso de la novilla, fue el ataque de lobos.

Tras estos ataques, UCCL lamenta que mientras “se multiplican las pérdidas en las explotaciones” de los ganaderos abulenses, la Consejería de Agricultura y Ganadería “no es capaz de abatir los lobos comprometidos”.

En este sentido, confía en que durante la próxima reunión de los ganaderos con responsables del Gobierno autonómico, prevista para primeros de marzo, “se lleguen a soluciones satisfactorias para ambas partes”, ya que “de no ser así, las consecuencias serán difíciles de prever”.

Por su parte ASAJA ha mostrado en nota de prensa su confianza en que, ante el incremento de ataque de lobo a la ganadería extensiva en la zona de San Martín de la Vega del Alberche, la Junta de Castilla y León “dé cumplimiento cuanto antes a la autorización para abatir un ejemplar de lobo” en esta comarca.

Además, esta organización agraria recomienda a los ganaderos que den parte de estos ataques “de forma inmediata, antes de que transcurran 48 horas”, incluso durante los fines de semana y días festivos.

Asimismo, recuerda que la Junta de Castilla y León aconseja que los animales no sean trasladados del lugar en el que fueron encontrados y que se tapen con plásticos para evitar la acción de otros depredadores o carroñeros.

No hay comentarios

Dejar respuesta